lunes. 30.01.2023

Indignación es el sentir de los ciudadanos de Castro y alrededores que se acercan a el paseo de ‘La Barrera’ estos últimos jueves para hacer sus correspondientes compras semanales en los “jueveros” y se tienen que volver a sus casas con la cesta de la compra vacía. Si el jueves día 8 de este mismo mes, el colectivo ambulante se encontraba con ‘La Barrera’ cerrada a cal y canto, el pasado jueves día 15, era este colectivo el que se negaba a montar sus puestos en ‘Las Marismas de Cotolino’, lugar donde el Consistorio castreño pretende colocar a los “jueveros”.

Hoy tampoco ha habido “jueveros”. Una treintena de estos vendedores ambulantes, se concentraba esta mañana bien temprano en ‘La Barrera’ para decidir que medidas se iban a tomar a lo largo del día para intentar solucionar el “conflicto”. Al final se tomó la decisión de marchar hasta el Ayuntamiento para intentar hablar con el Señor Alcalde, Fernando Muguruza. Alrededor del mediodía la concejala Ana Zubiaurre recibía a una delegación del colectivo ambulante para tratar el problema.
.
 
Optimismo
 
Tras la reunión mantenida con la concejala, el delegado de los “jueveros” Imanol Calvente se mostraba optimista por los acuerdos alcanzados y anunciaba a los medios de comunicación apostados fuera del Consistorio castreño, que es muy probable que se les deje ubicarse nuevamente en el paseo de ‘La Barrera’ hasta que se encuentre un lugar que sea acorde con las necesidades de los “jueveros”, y que al mismo tiempo tenga el visto bueno del Ayuntamiento.
 
A la pregunta de “queda desconvocada la manifestación para el próximo día 29”, Calvente contestaba que ¡no! “Seguiremos con las medidas programadas que hemos decidido llevar a cabo hasta que podamos vender nuestros productos en un lugar adecuado para ello”.

Tres jueves consecutivos sin el 'mercadillo ambulante'