lunes. 04.03.2024

El secretario municipal del Ayuntamiento de Castro Urdiales, José

Manuel Ballesteros, rompió ayer su silencio. En declaraciones a El

DIARIO MONTAÑES quiso responder a todas las preguntas que los vecinos

del municipio se vienen haciendo durante estos días con respecto al

extraño incidente,un presunto intento de secuestro, del que fue víctima

el pasado jueves y que esta semana denunció ante la Guardia Civil.
-Su vida, desde que llegó a Castro Urdiales, parece una película. ¿Qué le hace seguir en el municipio?

-Hacer

mi trabajo de funcionario habilitado por la Dirección General de

Administración Local. Sí que es cierto que, incluso, ya me han ofrecido

otros ayuntamientos de Cantabria, ofertas que he rechazado. Me anima

también el apoyo de los vecinos, cumplir con mi deber y que Castro

Urdiales es una ciudad preciosa. Además, tengo motivos personales.

-¿Qué opina sobre las críticas vertidas por el alcalde sobre su estabilidad psicológica?

-No

es mi médico ni mi terapeuta. A nivel humano estoy decepcionado por el

hecho de que haya pensado que fingía. Seré breve: Alguien perfectamente

equilibrado, si está rodeado de ciertas circunstancias, si sufre acoso

laboral, puede tener un fuerte ataque de ansiedad y máxime cuando han

sido sus acciones, precisamente, las que han provocado mi estado

actual. Tal vez se trate de una cortina de humo tras la que ocultar

hechos de más trascendencia.

-¿Se siente acosado laboralmente?

-Sí, y así se lo he hecho saber a la fiscal jefe.

-Muguruza llegó a decir que le han abducido. ¿Abducido o secuestrado?

-Los coches de color gris ocupados por seres humanos no suelen abducir.

-Cuando mejore su salud, ¿tiene miedo de volver a su trabajo en el Ayuntamiento?

-Sí.

Respeto y miedo, porque las circunstancias y la situación en la que

desempeño mi vida laboral, lejos de mejorar, han empeorado.

-¿Qué quiere de los responsables municipales?

-Respeto y que me permitan ejercer mi cargo con dignidad.

-¿Tanto temor siente para necesitar escolta?

-Sí.

De hecho, ha habido testigos de las actitudes intimidatorias del

alcalde y del concejal de Izquierda Unida hacia mi persona.

-¿Teme por su integridad física?

-Sí.

-Volviendo al presunto intento de secuestro, ¿cuál es su opinión del tan comentado incidente?

- Que fue un toque de atención de alguien para advertirme y hacerme entender que no me quieren en el Ayuntamiento.

-¿A quién ha de pedir ese respaldo?

-Muguruza es quien debería pedir a la Policía Local que me escoltase.

- Si no le concede escolta y le pasa algo, ¿consideraría al regidor responsable?

-Por supuesto. Es el responsable moral y jurídico de cualquier daño físico que pueda sufrir.

-Cuando pasea por Castro Urdiales y no conoce a quien se le acerca, ¿qué piensa?

-Tengo cierta cautela porque recuerdo el día del secuestro en el que sentí terror e incertidumbre.

- ¿Va mirando a los coches?

-Sí, y a mis espaldas.

-Valore

la Tribuna Libre que publicó ayer en este periódico Pablo Soto Mirones,

presidente del Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la

Administración Local en Cantabria.

-Es un apoyo moral y se lo

agradezco. Hay que recordar que otro habilitado nacional abandonó este

ayuntamiento en la actual legislatura.

-Recordando las palabras de Fernando Muguruza, ¿el Ayuntamiento de Castro Urdiales le padece a usted?

-No.

La legalidad del cargo que ocupo es la que padece las prácticas del

Ayuntamiento. Mi función es vigilar la ley. También mi salud padece al

Ayuntamiento.

José Manuel Ballesteros declaró ayer ante la fiscal jefe del TSJC

El secretario del Ayuntamiento de Castro Urdiales, José Manuel

Ballesteros, declaró ayer ante la fiscal jefe del TSJC, Pilar Martín

Najera. Aunque Ballesteros sólo lleva cinco meses al frente de la

Secretaría municipal, él mismo solicitó la entrevista en la que aportó

una variada documentación. A las 11,15 horas de la mañana fue recibido

por Martín Nájera. Una hora después salió de las dependencias

judiciales sin separarse de dos maletines repletos de documentos y de

dos abogados del bufete vizcaíno Ruiz, Arce y Blanco que le acompañaron

en su viaje a Santander.

La cita con la responsable de la

Fiscalía fue, según Ballesteros, «profesional y cordial». Consultado

sobre los motivos que le han llevado a citarse con Martín Nájera señaló

que «siguiendo los criterios de mi cargo de habilitado nacional,

solicité una entrevista con la responsable de la Fiscalía para que

estudie ciertos documentos que pudieran contener presuntos delitos de

prevaricación y que han sido firmados por el alcalde Fernando Muguruza

(PRC) y el concejal de Obras, Salvador Hierro». Afirmó que «hay más

datos que no desvelaré por respeto a la Fiscalía. Esos documentos los

deberá estudiar la fiscal para calificar y tipificar los supuestos

delitos».

Ballesteros explicó que «no hubiera denunciado los

hechos si no hubiera considerado que pueden ser constitutivos de

delito». Señaló que «si no tuviera pruebas sobre las presuntas

irregularidades no hubiera acudido a la fiscal porque seria una

temeridad». El funcionario afirmó no entender qué problema supone que

grabe las comisiones, cuando los datos sonoros no van a ser

publicitados y son «para ejercer mi cargo».

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Sufro acoso laboral»