martes. 07.02.2023

La junta de gobierno local se reunió ayer para debatir dos posibles ubicaciones alternativas a la alejada zona de Cotolino. Ambas se hallan en la céntrica calle Leonardo Rucabado. Pese a que durante la sesión ya tomaron una determinación al respecto, el alcalde de Castro, Fernando Muguruza, no la hará pública hasta la mañana de hoy.

El polémico traslado, que fue aprobado el pasado mes de octubre, busca acabar con el «caos circulatorio» que sufre el núcleo urbano todos los jueves los alrededores de La Barrera, plaza donde se ha celebrado el mercadillo durante los últimos catorce años.

Ataque epiléptico 

Sobre la una de la tarde de ayer, cuando los 'jueveros' se dirigían de nuevo a sus vehículos -la mayoría habían sido multados- después de la manifestación, protagonizaron un nuevo incidente. Según Calvente, los agentes locales pidieron a la vendedora implicada en la anterior disputa que se identificara «para cursar una denuncia contra ella por agredir a un agente». La aludida y otra comerciante anunciaron entonces que harían lo mismo. En el transcurso de este segundo incidente, la DYA tuvo que atender a otro vendedor que sufrió «un ataque epiléptico».

Extraído de: elcorreodigital

Sin decidir la ubicación del mercadillo