jueves. 29.02.2024

Los trabajadores de Vertresa, la actual empresa adjudicataria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, continuarán la próxima semana con el calendario de reuniones previstas para revisar cuanto antes su convenio colectivo y mejorar las condiciones económicas y laborales. El martes día 19, celebrarán un encuentro con la empresa, y el jueves serán recibidos de nuevo por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castro, tras la reunión mantenida este pasado martes en la que se mostró el “apoyo y preocupación” por la situación de los empleados de Vertresa y la “disposición” a facilitar la negociación del convenio entre empresa y trabajadores.


Y es que el Pleno no fue capaz de sacar adelante la adjudicación del nuevo contrato de las basuras pese a que el expediente se ha presentado hasta en cuatro ocasiones, con dos propuestas de concesión distintas, a las UTES Cespa-Urazca-Bolado y Ascan-Geaser. La corporación solo pudo aprobar en el último Pleno una prórroga del servicio con la actual adjudicataria hasta el 31 de julio.

Los trabajadores se han macado como objetivo, firmar el nuevo convenio en el plazo de un mes, ya que al estar vencido el acuerdo desde el 31 de diciembre ‘no se ha reflejado en las nóminas las correspondientes mejoras salariales, los sueldos son ridículos y los empleados están trabajando los domingos sin cobrar’, destacó el presidente del sindicato Sitas, Aurelio Sañudo.

Pese a la buena disposición del equipo de gobierno, los trabajadores no descartan la convocatoria de movilizaciones si en breve plazo no se llega a un acuerdo con la empresa sobre el nuevo convenio colectivo. ‘No entramos en la decisión política del Ayuntamiento sobre la nueva adjudicación; nosotros con el nuevo convenio y el servicio prorrogado y con los medios que tengamos funcionaremos’, indicó Sañudo.

Gran injusticia

Por otro lado, el concejal de Industria, Agustín Fernández, insistió el pasado jueves en que el Ayuntamiento cumplió “todos los requisitos y plazos exigidos” de la convocatoria de subvenciones del Gobierno regional para la contratación este verano de 14 personas desempleadas, y acusó al secretario general del PSOE, castreño, Daniel Rivas, de haber falseado la realidad al decir que las ayudas fueron denegadas por no haber saldado a tiempo las deudas pendientes con la Dirección General de Hacienda.

Según Fernández, las deudas fueron pagadas en tiempo y forma, el mismo día en que se reunía la Comisión de Valoración de las subvenciones, por lo que, a su juicio, el Gobierno de Cantabria ha vuelto a cometer “una gran injusticia” con Castro y “ha mirado para otro lado quebrantando el principio constitucional de colaboración entre Administraciones”.

El edil desmintió finalmente que en los “habituales” faxes remitidos por la Dirección de Hacienda al Ayuntamiento para informar de los pagos pendientes se comunicase un plazo para su abono y la fecha de la reunión de la Comisión de Valoración, como había asegurado Rivas.

Extraído de: EL MUNDO

Semana clave para “pacificar” Vertresa