jueves. 29.02.2024

Rufino Díaz Helguera rompió ayer su silencio. Y lo hizo en una rueda de

prensa de casi media hora en la que hubo mensajes para todos: los

medios de comunicación, el PSOE y el Gobierno regional. Eso sí, no dejó

claro si finalmente ratificará ante el juez la denuncia que presentó en

su día, junto a otros cuatro ediles, sobre posibles irregularidades en

la adjudicación de las obras del túnel de Mioño. Una denuncia que ha

llevado al Juzgado Número 2 de Castro Urdiales a imputar al alcalde

Fernando Muguruza y otros seis concejales del anterior equipo de

gobierno por un presunto delito de prevaricación.
En este sentido, el portavoz de Acuerdo por Castro (AxC) confirmó tener

una citación del Juzgado Número 2 para estar el día 15 a las 11,30

horas de la mañana, y dijo que «si me han citado a mí y a otras

personas para que estemos allí, yo las declaraciones no las puedo hacer

antes en otro sitio. Serán las que sean», subrayó. Con un tono de

indignación y tras dejar claro que «si por algo me caracterizo es por

no ser nada ambiguo», el edil de Obras dijo que «lo que no se puede

soportar es que diariamente se esté ensuciando el nombre de Castro,

porque aquí se equivoca quien se esté frotando las manos para sacar un

provecho político, personal o de poder», dijo.


Es por lo que Díaz Helguera cuestionó si «aquí a alguien le

preocupa la gente o los problemas de la gente. Aquí lo que se está

dando es una perversión del sistema democrático. Las presunciones son

de inocencia en un sistema democrático» recordó.


A la pregunta sobre si se ratificaba en unas declaraciones

efectuadas en 2006, en las que afirmó -en relación a las obras de

adjudicación del túnel de Mioño- que el proceso era «irregular y un

acto de inmoralidad», Díaz Helguera, señaló que «si el titular del

Juzgado Número 2 de Castro Urdiales me pregunta si me ratifico o no en

lo que denuncié en el año 2006, pues para mí sería muy fácil decir que

sí».


Así las cosas, el concejal de Obras dejó claro que «nunca haría

nada, ni hace dos años ni el día 15 de abril, que pueda ir contra las

personas, contra ninguna. Para eso hay que valer».


Preguntas


Durante la rueda de prensa, muchas fueron las preguntas que Rufino

Díaz Helguera dejó en el aire. Entre ellas, el edil de AXC se preguntó

«¿dónde están los que en la Corporación no son ni denunciantes ni

denunciados? Porque ahora parece que los malos somos los que hace dos

años denunciamos algo que puede no haberse hecho bien y dos años

después seguimos siendo los malos porque a ver qué decimos».


Una de las inquietudes que mostró ayer Díaz Helguera hizo

referencia al protagonismo que está teniendo en los últimos días. «Por

lo que vaya a decir el día 15 de abril no me podéis atribuir, porque

tampoco lo quiero, un protagonismo en exclusiva que no me corresponde

ni quiero», dijo.


«Hay otros compañeros, ex concejales, que lo están pasando mal. ¿En

qué les va el ratificarse o no en lo que dijeron hace tres años? ¿Qué

le va a resolver en la vida? ¿Por qué tienen que utilizar la instancia

judicial para hacer daño a personas, aunque se hubieran equivocado? Qué

está por demostrar», aseveró. «No podemos contribuir a la perversión

del sistema. La presunción, incluso de los que matan, y aquí no se ha

matado a nadie, es de inocencia», dijo.


Finalmente, Díaz Helguera lanzó un mensaje al Gobierno regional.

«Imaginaros como está la Administración autonómica, que cuando le

preguntáis a un consejero cómo está el rompeolas, y dice que no le

puede pasar nada, a su vez no sabe cómo están las obras del parking de

Amestoy». «Así vivimos, y cómo aquí se está trabajando bastante bien en

los últimos meses, quizás es lo que no gustaba», concluyó.

La moción de censura, en el recuerdo

El ex alcalde socialista también le dedicó unas palabras a su anterior

partido y se refirió a la moción de censura del año 2005. «Por aquel

entonces los malos éramos los que presentábamos esa moción. Porque

algunos aquí, y otros en Santander, estaban más ocupados en quitarse

del medio políticamente a Rufino Díaz Helguera, aún a riesgo de

destrozar, como así fue, la Agrupación Socialista porque había que

mantener al alcalde Muguruza -que a su vez era diputado regional- y se

necesitaba la estabilidad para seguir gobernando. Ese es el problema

que alguien en su momento nos deberá explicar», apostilló.


En este sentido, el concejal se refirió al socialista Pérez

Rubalcaba, y cuestionó que «por qué no se cumplió lo que dijo que iba a

ser para todos: que si quienes habían firmado una moción retirábamos

las firmas, si votábamos que no en el mismo pleno, todos seríamos

tratados igual». «¿Dónde están los que dicen que hay que cumplir lo que

se dice y lo que se escribe, si ellos mismos no lo cumplieron?»,

interpeló. «¿Eso es inmoral o es que se evitó la moción de censura

porque si se mantenía entero el grupo podíamos rechazar lo que se

aprobó urbanísticamente el 1 de junio (SUNP 4 referente a las del

colegio de Santa Catalina), que era para lo que cuatro días antes de

registrarla en Bilbao a mí se me ofrece la cantidad que quisiera?

¿Debía de haber ido a los tribunales en ese momento? Yo que sé»,

afirmó.


En relación a este asunto el edil continuó lanzando preguntas «¿Yo

iba a ir a los tribunales, después de que el 8 de abril, en un

restaurante de Bilbao, alguien me dice que viene de parte de un señor

de Santander, que tiene vinculaciones con tal partido, y que ponga la

cantidad que sea porque tiene que llevarse a pleno algo para lo que el

equipo de gobierno no tiene votos? «¿Es inmoral que los que nos

acusaron a los demás de ser la parte podrida del partido, se quedaron

para apoyar eso? Me da igual, porque pertenece al pasado», concluyó

Rufino Díaz Helguera.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Rufino Díaz Helguera / «Nunca haría nada que pueda ir contra las personas»