jueves. 22.02.2024

En una entrevista con Efe en su despacho en el Gobierno, Revilla asegura que no está "desmoralizado" por su salida del Ejecutivo después de 16 años, sino, todo lo contrario: solo piensa en trabajar por la "oportunidad" que tiene el PRC de concurrir a las próximas elecciones generales, a las que "difícilmente" podrá decir que no se presenta si se lo pide el partido.


"Si hubiera un clamor, un clamor que espero que no se produzca de que tiene que ir Revilla porque es el que arrastra, difícilmente les iba a decir que no", reconoce Revilla, quien anuncia que no se plantea aún buscar su relevo al frente del PRC.

Pregunta.- Toca hacer las maletas ¿Se lo esperaba? Respuesta.- Tenía sospechas. Ésta es una coyuntura absolutamente lógica, no hay que llamar a politólogos para que hagan un análisis de lo que ha ocurrido en España. La gente se ha pasado de un lado a otro porque quienes están al frente de la crisis no lo han solucionado y los ciudadanos miran para otro lado con la esperanza de que la situación se pueda paliar. Eso es ley de vida y quien esté en política lo tiene que tener muy claro. Yo lo tengo clarísimo.

P.- ¿Qué sintió el lunes cuando entró en este despacho? R.- Bueno, pues aquí he estado ocho años y en el otro edificio otros ocho, a lo mejor es incluso demasiado tiempo y, por eso, es también un alivio, porque esto es muy duro.

De hecho, por primera vez en mi vida, aunque sea terrible decirlo, he llevado tres días seguidos a mi hija al colegio y he traído a trabajar a mi mujer, que tampoco lo había hecho nunca.

Yo quería seguir cuatro años más, pero, por otra parte, entiendo que los ciudadanos en las urnas han considerado que tiene que haber un relevo y, como demócrata convencido que soy, lo acepto con una tranquilidad total, aunque voy a seguir trabajando. Igual ahora se me va a ver más que antes, porque tengo el reto que planteó mi partido de ir a las generales y no se puede ir de cualquier manera, hay que ir a ganar. Ese es el cometido ahora del partido, superar esta pequeña decepción de mucha gente e ilusionar a los militantes con una nueva oportunidad y una nueva dimensión: llevar la voz del PRC a Madrid.

P.- Ha hablado de adelantar las elecciones generales ante los resultados del 22 de mayo, ¿cambiaría ese adelanto el resultado que espera el PRC? R.- Creo que no, tenemos un voto muy consolidado. Pero las elecciones generales deberían adelantarse en interés de España e incluso del partido en el Gobierno, porque el resultado electoral no ha sido un toque de atención, ha sido un palo en toda regla y la mejor manera de hacer una lectura sería poner en manos del pueblo español la decisión de quién tiene que administrar esta crisis. Así también se pondrá a prueba a aquellos que dicen que tienen las soluciones.

P.- ¿Dará el paso de encabezar la candidatura del PRC a las generales, algo a lo que hasta ahora ha sido reticente? R.- Creo que mi candidatura sería importante para el partido, pero no me lo planteo. Otra cosa es que me lo lleguen a plantear o exigir. Si hubiera un clamor, un clamor que espero que no se produzca, de que tiene que ir Revilla porque es el que arrastra, difícilmente les iba a decir que no, porque no te debes a ti, te debes a los demás y a una idea de Cantabria.

Ahora, con el tiempo que tengo, ir a las elecciones generales me va a obligar a empezar, probablemente la semana que viene, un circuito por toda la región. Que nadie piense que Revilla está desmoralizado y desmotivado, para nada, todo lo contrario, todas las cosas tienen un lado positivo y otro negativo. Hay mucho que hacer, primero en el grupo parlamentario como diputado y luego decir a los cántabros que es importante que Cantabria tenga en Madrid gente que no sea muda.

P.- Tras las elecciones del 22-M, ¿Cómo ve el futuro del PRC?, porque usted ha dicho muchas veces que la oposición es muy dura.

R.- Nosotros somos un partido ya crecido en la oposición, que ahora tiene muchos gobiernos municipales y juntas vecinales y que va a tener seguro presencia en Madrid. Yo no veo ahora al partido con riesgo ninguno de irse a menos, porque, además, tiene una gran ventaja: tiene un líder. Eso es importante porque en momentos de crisis de un partido, en el que se pierden las elecciones, hay voces que dicen que no se ha hecho bien o que tal líder no vale, como le está pasando ahora al PSOE. Eso es lo peor. Yo no tengo ningún problema, todo el mundo está detrás del secretario general.

P.- Y para el relevo de su líder, ¿se está preparando el PRC? R.- De momento no, porque me veo muy bien. Dije hace ocho años, porque mi situación física no era la misma, que era la última legislatura y tuve que rectificar. Ahora no se me ocurre decir que sea la última.

P.- En este tiempo, ¿se ha arrepentido alguna vez de haber dicho en 2008 que iba a votar a Zapatero? R.- Para nada, yo las cosas no las hago en clave electoral, nunca miro si lo que digo me va a beneficiar o no. Mi conciencia me pedía decir en ese momento que le iba a votar porque había tenido un comportamiento con Cantabria muy bueno. Él no me lo pidió, lo hice y no me arrepiento de nada. ¿Lo haría ahora?, pues no, porque ahora ha demostrado que hay cosas que no tenía que haber hecho y cosas que ha ha hecho mal.

P.- Su sucesor en el cargo, Ignacio Diego, ha lamentado que la cortesía no le haya llevado a usted, ni siquiera, a hacer una breve llamada telefónica para felicitarle.

R.- Yo no soy hipócrita. Le recibiré aquí la semana que viene y le voy a presentar al personal, que es el mismo que tenían Sieso y Hormaechea, porque yo no he metido a nadie. Supongo que los conocerá porque ya estaban en el Gobierno cuando él fue director general de Medio Ambiente. Y le diré, porque el edificio es nuevo, dónde está el baño, dónde tiene los cajones para meter los libros, dónde está el agua mineral y todo eso.

Le voy a saludar, le voy a desear suerte, pero hipócrita no soy, no valgo para eso. Hay mal 'feeling' personal y punto, no pasa nada.

P.- ¿Qué le han parecido los primeros planteamientos del próximo presidente sobre posibles recortes en la Administración regional y sus dudas sobre el estado de las finanzas regionales? R.- Yo intervendré en el pleno de investidura, aunque no voy a ser el portavoz del partido. Me temo que se van a dedicar todo el año a decir que les hemos dejado esto hundido y no es verdad. Yo cuando llegué a la Presidencia no hablé de mis antecesores. La obligación del que coge el mando de una región es intentar hacerlo mejor que el anterior, pero estar durante meses echando la culpa a los anteriores va a ser un error.

Pero bueno, a lo mejor es la salida que tienen, porque es complicado cumplir todo lo que van a hacer. (Diego) Ha dicho que en cien días arregla esto, pues ya está, a descontar desde el día 22, día a día, pero no lo va a arreglar ni en cien días ni en un año.

Nosotros no vamos a ser carroñeros, que nadie espere una oposición visceral ni radical, eso ya lo he trasmitido al partido y en esa línea vamos a estar. El PRC les va a apoyar en todo lo que propongan en beneficio de Cantabria. Lo primero, que paguen (el desfase de las obras de) Valdecilla, como han dicho que harán.

P.- ¿Qué diría el líder del PRC a los más de 800 vecinos de Castro Urdiales que han votado a una fuerza política que aboga por la anexión del municipio a Vizcaya? R.- ¡Hasta pocos me parecen! Más de la mitad de la gente que vive en Castro es vasca. Ahora hay posibilidades de reconstruir Castro y que los tres grandes partidos intenten gobernar, dar seriedad y volver a restablecer las relaciones municipales con el Gobierno de Cantabria. Yo creo que los ciudadanos, en general, han sido lógicos, porque no han primado el voto de gente procesada o disidente de otros partidos, los ha dejado en cuadro.

E, incluso, con todo lo mal que nos ha salido a nosotros la operación de Castro, ya que el origen de esto es haber escogido una persona que nos salió rana (Fernando Muguruza), hemos tenido un gran resultado en Castro. Es importante tener en esa parte oriental una fuerte presencia regionalista, es una garantía de vigilancia frente a cualquier tentativa. Aunque ya pueden pedir lo que les de la gana, porque son fuegos de artificio.

P.- ¿Está de acuerdo en que los ayuntamientos debe gobernarlos la lista más votada? R.- Nosotros, en este tema, haremos lo que decidan los comités locales del partido en cada sitio. Nadie sabe mejor quién puede ser un buen alcalde de un municipio que la gente de ese municipio.

P.- Y finalmente, ¿qué es lo que le gustaría decirles a los cántabros como presidente? R.- Para mí ha sido un orgullo, un honor, porque en mi vida nunca llegué a pensar que iba a ser presidente de Cantabria y he estado nada menos que ocho años. Me hubiera gustado haber estado algo más y haber batido un récord, porque esto es como lo de Ronaldo con los goles... ¡Pero, joder, ha estado bien! Dieciséis años en el Gobierno de Cantabria y ocho de presidente han sido un honor inmenso.

Doy las gracias a los ciudadanos por ello, mi vanidad personal y mi cariño a esta tierra lo he satisfecho holgadamente y ahora tengo la obligación de seguir, no hay más remedio, hay gente que me lo pide y me lo exige y aquí está Revilluca dispuesto a otra etapa que la inicio muy bien de salud y con muchísimo ánimo.


Revilla: Diego se dedica a decir que le dejamos esto hundido y no es verdad