sábado. 26.11.2022

El presidente cántabro insiste en suavizar las declaraciones que hizo el pasado fin de semana, cuando consideraba prioritario y urgente disolver el Ayuntamiento de Castro Urdiales, convocar elecciones y elegir un nuevo alcalde sin imputaciones a sus espaldas. Y, de paso, cortar con el transfuguismo en el municipio, regido por Fernando Muguruza, que fue expulsado en 2007 del PRC —el partido que lidera Miguel Ángel Revilla— por no acatar las órdenes de apoyar la candidatura ms votada (la socialista) y conseguir el apoyo del PP y Acuerdo por Castro (AxC) para seguir en el cargo.


Revilla, que atenuó el lunes la afirmación tajante que había hecho el sábado, la volvió a rebajar ayer, cuando demandó una salida política, un acuerdo entre partidos para echar al alcalde tránsfuga y evitar así recurrir al extremo de la disolución. «Hay que agotar la vía política», apostó el regionalista durante su participación en «Los desayunos de TVE». Según explicó, ese acuerdo debería alcanzarse entre los concejales de las formaciones políticas con representación en el Consistorio que no están imputados en nada.

Y es que, como se sabe, ocho de los 21 ediles de Castro están inmersos en causas judiciales por distintos delitos. De hecho, cuatro de ellos, incluido Muguruza, tienen ya acusaciones en firme de la Fiscalía por prevaricación en la adjudicación de dos obras. Además de la petición del fiscal de ocho años de inhabilitación, el juez ha retirado al alcalde las competencias de urbanismo y contratación.

Revilla eligió a Muguruza

Después de reiterar la disposición de su partido a encontrar una solución y formar una nueva mayoría, el secretario general del PRC achacó lo que está ocurriendo en Castro al desatino inicial que supuso que el PP apoyara la investidura de Muguruza como alcalde y que ha dado paso a una situación de ingobernabilidad y a una serie de imputaciones que dan una imagen de Castro Urdiales y Cantabria terrible. Pero los populares refrescaron la memoria a Revilla, al recordarle que fue él quien eligió a Muguruza como candidato regionalista a la Alcaldía.

El secretario de Comunicacin del PP, Eduardo Van den Eynde, responsabilizó de la crisis política que se está dando en el municipio al PRC y PSOE, que son los únicos culpables.

Una vez defendió que su partido no tuvo nada que ver en el caso de transfuguismo de Muguruza como se determin en el Pacto Antitransfuguismo, el dirigente popular afirmó que han tomado decisiones cuando había que hacerlo, en alusión a los acuerdos adoptados la semana pasada de suspender de militancia a los ediles imputados y abandonar el equipo de Gobierno. Así, cuando el PP ya ha movido ficha, en el PRC y PSOE predominan la falta de criterio y las contradicciones. De hecho, mientras el líder regionalista apostaba por disolver la Corporación, la secretaria general de los socialistas cántabros, Dolores Gorostiaga, reflexionaba que ésa era una medida extrema.

Revilla apuesta ahora por sustituir al alcalde de Castro sin disolver el Ayuntamiento