domingo. 26.05.2024

El portavoz del Colectivo en Defensa de la Bahía Castreña, Angel María Villanueva, señaló que “hemos presentado un recurso de alzada debido a la contestación a las alegaciones que expusimos cuando el Gobierno de Cantabria aprobó el anteproyecto del Frente Marítimo Terrestre y Ordenación de la Dársena. Como ya lo habían aprobado, nos quedaba la última puerta abierta que consistía en un contencioso administrativo ante el TSJC. Nos faltaba un poder notarial para nuestro abogado y para la procuradora, documento que teníamos que firmar todos los que presentábamos el contencioso administrativo”, señala Villanueva.

“A partir de ahí ¿qué pasa?; pues que nos envían un comunicado en el sentido de que habían cometido un error al notificarnos y que lo que proced ía era el recurso de alzada. Entonces, insisto, al contestar ahora que habían errado, es cuando hemos presentado el recurso de alzada”.

En cuanto a plazos señala que “tienen ahora tres meses para contestarnos a partir de la fecha en que presentamos el recurso de alzada que fue el pasado 1 de agosto. Lo que sí se puede alargar en el tiempo es la construcción del párking y remodelación del Parque Amestoy, debido a esos tres meses que tienen para contestarnos, y luego nosotros tendr íamos otros dos meses para presentar un contencioso administrativo. Aunque fue aprobada la separación de las obras del párking y Parque Amestoy de las del puerto deportivo, nosotros hemos recurrido a la aprobación en su totalidad, como es la aprobación del anteproyecto de del Frente Marítimo Terrestre de Castro Urdiales y Ordenación de la Dársena ”.

Analizó que “los motivos por los que nos oponemos a este anteproyecto son siete; primero, vulnera las disposiciones legales vigentes en materia de ordenación urban ística y, por lo tanto, es nulo por violar el procedimiento legalmente establecido. Segundo, vulnera la ley de costas; tercero, no hay necesidad real de una infraestructura como la proyectada, teniendo en cuenta su impacto ecológico y los enormes perjuicios que va a causar a la población de Castro Urdiales y a su patrimonio medioambiental. Cuarto, no hay necesidad social de la obra proyectada, ni demanda real que la justifique. Quinto, el proyecto previsto carece de viabilidad económica a pesar del estudio presentado que llega a la afirmación contraria, un análisis mínimamente riguroso nos lleva a una conclusión totalmente distinta. Sexto, no se ha previsto en todos los estudios realizados en la tramitación del anteproyecto los graves efectos perniciosos que la construcción del puerto deportivo que se pretende va a tener en el ya por sí caótico y sobresaturado tráfico urbano de Castro Urdiales y, sobre todo, de su casco urbano. Séptimo, el fraccionamiento del proyecto, con la adjudicación y ejecución del aparcamiento subterráneo del Parque Amestoy, con independencia y separadamente del resto de la obra, obliga a un nuevo estudio, o cuando menos, informe de impacto ambiental”.

Extraído de: eldiarioalerta.com

Recurso de alzada contra el anteproyecto del Frente Marítimo y Ordenación