sábado. 20.04.2024

Socialistas y regionalistas llegaron ayer a un acuerdo municipal para gobernar en aquellos ayuntamientos donde una coalición entre ambos partidos les permitiría gobernar, con la condición de que en todos los casos la alcaldía sea para la formación más votada.

Los estatutos del PSOE establecen que los pactos municipales dependen de la dirección regional del partido, no así el PRC, que en su último congreso aprobó dejar libertad a los comités locales sobre estas cuestiones.


Ambos partidos mantuvieron ayer la primera reunión conjunta tras las elecciones del pasado 27 de mayo, pero no se habló en ningún momento del pacto regional, y el encuentro se limitó a este acuerdo municipal, ya que la condición impuesta por el PSOE era precisamente conseguir «la estabilidad política» en los ayuntamientos propiciando la gobernabilidad en todos ellos y con un «respecto escrupuloso» a las listas socialistas.

No obstante, el líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, volvió a mostrarse partidario de reeditar la coalición que ha gobernado Cantabria estos cuatro últimos años, y la secretaria general del PSC-PSOE, Dolores Gorostiaga, que eludió pronunciarse expresamente sobre ello, sí dijo que el acuerdo de ayer es «un primer paso para el regional».

El pacto municipal deberá perfilarse en los próximos días, ya que aunque las líneas generales fueron planteadas ayer, en algunos casos es necesario el apoyo de un tercer partido y habrá de determinarse en qué casos se produce un apoyo expreso de una formación a otra, o se opta por la abstención para que gobierne la lista más votada.

Gorostiaga insistió en que el objetivo prioritario del PSOE es la estabilidad municipal y «cerrar esos ayuntamientos que en estos momentos se encuentran en una situación de incertidumbre», una idea sobre la que el PRC dijo estar en «sintonía absoluta».

«Autoridad moral»

Los estatutos del PSOE establecen que los pactos municipales dependen de la dirección regional del partido, no así el PRC, que en su último congreso aprobó dejar libertad a los comités locales sobre estas cuestiones.

No obstante, Revilla recordó que el Comité Ejecutivo Regional ya ha dado instrucciones para que se respetase este acuerdo y apuntó que «creo que tengo autoridad moral suficiente para garantizar que lo que emana del Comité Ejecutivo se cumple». Dadas las tensiones surgidas esta legislatura entre PSOE y PRC en algunos ayuntamientos que ahora repiten protagonistas, Revilla reconoció que «algunos casos va a haber» porque «es muy difícil» y en determinados sitios hay «situaciones personales terribles, con historias que se remontan a la Guerra Civil». Pero «hay buena predisposición -insistió- salvo casos aislados» y «espero que se atiendan las recomendaciones del partido por entender que esto es lo mejor».

En este sentido, el líder del PRC consideró que «si posteriormente va a haber, como espero, un Gobierno regional del coalición, es bueno que en los ayuntamientos exista también sintonía».

Como es bueno, apostilló Revilla, que el Gobierno de Cantabria tenga buena sintonía con el de España, porque «yo no me puedo imaginar que Comillas o la Autovía del Agua o la Dos Mares hubieran salido adelante con un Gobierno del PP». El líder del PRC insistió en que ha habido una buena relación con Madrid, gracias a la presencia en el Gobierno del PSOE y a que sus miembros «han hecho una labor para que se me trate en condiciones como presidente de Cantabria; no se me han puesto zancadillas, al revés». Una única salvedad hizo Revilla, el AVE, del que se mostró seguro de que «seremos capaces de desbloquear».

La coalición funciona

Gorostiaga y Revilla coincidieron en que el Gobierno de coalición ha funcionado y que los resultados electorales demuestran que los ciudadanos le han dado su apoyo. Por ello, el secretario general del PRC, al ser preguntado sobre si da por hecho un nuevo pacto regional tras el acuerdo de ayer indicó: «pues hombre, yo creo que las cosas no están muy difíciles. A partir de que hayamos solucionado el tema municipal entraremos a negociarla estabilidad del Gobierno. Por parte del PRC no hay ninguna duda es bueno para Cantabria que esta coalición continúe».

Gorostiaga fue más esquiva, reconoció que el de ayer es el «primer paso» pero que el acuerdo regional no se puede dar por cerrado porque «no lo hemos abierto».

PSOE y PRC llegan a un acuerdo para gobernar en más de treinta municipios