lunes. 05.12.2022

El PSOE ve una "medida extrema" la disolución del Ayuntamiento de Castro Urdiales planteada por el presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, al que el PP ha exigido "responsabilidad" en un asunto tan complejo y que aclare si ha hablado como el "Revilla tertuliano".


Aunque con matices, los partidos con representación en el Parlamento de Cantabria han descartado, en declaraciones a EFE, que esta medida excepcional, que en tres décadas de historia democrática sólo se ha adoptado en el Ayuntamiento de Marbella, deba ser la primera opción para Castro Urdiales, donde el alcalde, Fernando Muguruza, y tres concejales están acusados por la Fiscalía de delitos de prevaricación.

La secretaria general del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha exigido a Revilla responsabilidad en un asunto tan complejo y le ha pedido que aclare si sus declaraciones están formuladas por un presidente que sabe que es "absolutamente competente" para proponer esa medida o "desde la más absoluta irresponsabilidad", por el "Revilla tertuliano".

Y es que el Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma tiene la competencia de solicitar al Consejo de Ministros la disolución del Ayuntamiento de Castro Urdiales, de acuerdo con el artículo 61.1 de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local.

Este artículo prevé que el Consejo de Ministros, a iniciativa propia y con conocimiento del Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma o a solicitud de éste, podrá disolver mediante real decreto y previo acuerdo favorable del Senado los órganos de gobierno de las corporaciones locales "en el supuesto de gestión gravemente dañosa para los intereses generales, que suponga incumplimiento de las obligaciones constitucionales".

Para el PSC-PSOE, recurrir a la disolución es "una medida extrema", que se toma en casos "absolutamente excepcionales, cuando hay un daño gravísimo", como lo demuestra el hecho de que sólo haya un precedente, el de Marbella.

Su vicesecretaria general, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha opinado que antes de llegar a ese punto, "hay muchos pasos que dar previamente" y que debe darlos el PP.

Díaz Tezanos ha reiterado que la gobernabilidad y la estabilidad del Ayuntamiento de Castro Urdiales pasa por la dimisión de su alcalde, y por una actuación "rotunda" del PP respecto a sus concejales, porque las medidas adoptadas hasta ahora, ha añadido, "son una operación de maquillaje".

El portavoz del PRC, Rafael de la Sierra, ha afirmado que aunque la disolución debe ser "la última ratio", hay que saber que esa medida existe.

Para De la Sierra, la solución "ideal" para Castro Urdiales sería formar un nuevo gobierno, con personas que no estén imputadas por la Fiscalía y apoyado, fundamentalmente, por los tres partidos mayoritarios en Cantabria, el PP, el PRC y el PSOE.

Sin embargo, también ha advertido de que si el PP se negara y el acuerdo fuera imposible "no habría más remedio que llegar a la disolución del Ayuntamiento de Castro Urdiales".

"Hay que buscar todas las soluciones posibles, pero si hay alguien que se cierra en banda y que, encima, piensa sacar rédito político, no lo sacará y obligará a ir a esa salida", ha añadido.

PSOE ve disolución una medida extrema y el PP pide responsabilidad a Revilla