jueves. 29.02.2024

El Pleno del Ayuntamiento de Castro Urdiales aprobó el pasado día 5, con los votos del equipo de Gobierno (Muguruza, PP, y AxC), la abstención de PSOE y PRC y el voto en contra de IU, una prorroga forzosa de seis meses en el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos que actualmente presta Vertresa, con efecto desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio. La propuesta hecha por el alcalde, Fernando Muguruza, salió adelante pese a que la secretaría municipal, Paula Albors, advirtió de que la prorroga debería haberse aprobado antes de que hubiese finalizado el contrato con la empresa, el pasado 31 de enero, ya que, según su opinión jurídica, “la prorroga acordada no es correcta administrativamente.

El regidor insistió a la funcionaría que aclarase si la propuesta planteada era legal; en caso contrarío, le cuestionó qué soluciones existían para regularizar al servicio, cuya nueva concesión sigue sin adjudicarse, año y medio después de que se abriese el concurso y tras cuatro intentos del Pleno. La secretaría se remitió al informe que hizo meses atrás sobre este expediente, en el que planteaba una gestión directa del Ayuntamiento, la firma de un contrato puente o un convenio con MARE. ‘Si es legal o ilegal lo dirá un juez, no yo’ zanjó. El PP dijo tener claro que la prorroga es “estrictamente legal y justificada”, mientras que el edil de Obras, Rufino Díaz, destacó que ‘lo injusto e ilegal sería dejar de prestar el servicio de limpieza y no poner todos los medios para cumplir con esa obligación’.

Tanto el PRC como IU acusaron al equipo de Gobierno de “haber hecho todo mal”. Este último grupo propuso como solución que se hiciese a los operarios de Vertresa trabajadores laborales del Ayuntamiento, ‘como se ha hecho con los músicos o los bomberos’. El PSOE aludió a la “responsabilidad” del equipo de Gobierno por su “incapacidad” al no haber adjudicado el nuevo contrato, y les acusó de ‘querer dejar pasar el tiempo para que algo suceda con la mejor propuesta elegida para sus intereses’, señaló la portavoz, María Jesús Esteban.

El sindicato Sitas, mayoritario en Vertresa, mostró su descontento por el acuerdo del Pleno “porque no soluciona nada”. Por ello, no descartan la convocatoria de movilizaciones si no se aprueba un nuevo convenio que mejore las condiciones laborales de los cerca de 60 operarios de la empresa. ‘No vamos a seguir trabajando por 600 euros, sin cobrar los domingos, sin maquinaría, con contenedores y barredoras obsoletas y cepillos viejos’, avisó el presidente del sindicato, Aurelio Sañudo, que anunció que el próximo martes se reunirán con el Ayuntamiento y al día siguiente celebrarán asamblea de trabajadores para decidir qué decisiones tomar.

Riomar

Por otro lado, la Corporación aprobó por unanimidad el proyecto del graderío y vestuarios en Riomar y la puesta a disposición del Gobierno de Cantabria de los terrenos. Con este paso, se da luz verde a la segunda fase de las obras del Estadio y campo de fútbol que tienen que ser ahora licitadas por el Ejecutivo para completar las instalaciones deportivas. Pese al retraso del equipamiento y a la decisión de la consejería de Deportes de dividir en su día el proyecto hubo un “reconocimiento” general de los grupos al trato dado por el consejero Marcano, salvo la “frustración” que dijo sentir el alcalde por ver ‘que Riomar aún no está terminado y que una partida consignada en 2003 se va a ejecutar este año’.

Extraído de: EL MUNDO

Prórroga forzosa en Castro al servicio de basuras