domingo. 04.06.2023

El Partido Popular ha asegurado hoy que ha sido la presión de usuarios, trabajadores, empresa, familias y los partidos políticos la que ha hecho rectificar al Gobierno de Cantabria su decisión de cerrar el centro de Día de Castro Urdiales, cuya continuidad a partir del 1 de enero, no obstante, aún nadie ha garantizado. "No son ellos los que mantienen abierto el centro. Hemos sido nosotros", ha dicho la diputada regional y portavoz de Políticas Sociales del PP, Isabel Urrutia.

A su juicio, el Gobierno de Cantabria ha hecho el ridículo. "No había necesidad de cerrar el Centro de Día de Castro Urdiales y se ha demostrado que era un capricho de la consejera y su equipo", ha afirmado.

Urrutia ha explicado que, según los pliegos aprobados y publicados este viernes, las ofertas han de presentarse hasta el 17 de enero y la apertura de la propuesta económica es el 27, con lo que "hasta finales de febrero, como pronto, no se podrá firmar el contrato y comenzar con la prestación del servicio por el adjudicatario".

Y ha advertido de que nadie ha aclarado qué va a pasar hasta esa fecha ni qué titulo jurídico van a utilizar para seguir prestando el servicio, por lo que ha instado al Gobierno a que haga una de las dos opciones que desde el principio ha propuesto el PP: o un contrato de emergencia hasta la adjudicación a la empresa que ahora mismo está prestando el servicio o una encomienda a medio propio a la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social, que asuma el servicio y el personal.

"Mucho nos tememos que el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) está en dejar pasar el tiempo y dejarlo todo a la suerte y que la empresa siga prestando el servicio a su riesgo y ventura, porque no han solucionado a día de hoy absolutamente nada. Todo lo están haciendo a sabiendas de que tienen que seguir prestando el servicio el 1 de enero y nadie ha firmado todavía un papel que haga encargo ni a la empresa actual ni a la fundación, esto es todo un despropósito", ha dicho la diputada del PP.

Isabel Urrutia ha recordado que todo esto no estaría pasando si el ICASS hubiera hecho los deberes y hubiera publicado la licitación el pasado mes de septiembre; pero "la desidia, la indolencia y la soberbia nos ha llevado hasta aquí, a ponernos a todos en jaque, usuarios, trabajadores, empresa, familias, instituciones y la sociedad en general". "No se puede hacer tanto daño en tan poco tiempo, que no quieran venir de héroes los que además de crear el problema todavía no lo han solucionado a día de hoy", ha lamentado.

PREOCUPACIÓN DEL PP LOCAL

La portavoz del PP local, Ana Urrestarazu, ha subrayado la preocupación de su grupo por el futuro del Centro de Día y ha lamentado que se esté perdiendo muchísimo tiempo por "revanchismo puramente político". "El PSOE va a rebufo de todo lo que está proponiendo el Partido Popular. Va tarde y mal por no querer aceptar las soluciones que hemos puesto sobre la mesa para evitar el cierre del centro, garantizar la continuidad de la prestación del servicio y salvar los puestos de trabajo. Y, lamentablemente esa actitud está poniendo en riesgo que los castreños, sus familias y los usuarios dependientes puedan seguir recibiendo de su Centro de Día el servicio que se les estaba ofreciendo hasta ahora", ha dicho.

A su juicio, "el anuncio efectuado por el vicepresidente regional es otra patada hacia adelante" y ha exigido que se informe más detalladamente a los vecinos de Castro Urdiales de las condiciones de la concesión de la gestión del centro puesto que se habla de prestar servicio a un máximo de 35 plazas de las de las 50 que tiene autorizadas, incumpliéndose la moción aprobada por el pleno municipal y la proposición no de ley aprobada en el Parlamento de Cantabria. "Estaremos expectantes", ha sentenciado la portavoz municipal del Partido Popular.

PP: "La presión ha hecho rectificar al Gobierno sobre el cierre del Centro de Día de...