miércoles. 21.02.2024

Castro sigue inmerso en un torbellino de acontecimientos que bloquean

la vida municipal. No pasa un día en que el enfrentamiento que

protagonizan el secretario, José Manuel Ballesteros, y el equipo de

gobierno suba un poco más la temperatura de un Ayuntamiento en el que

el cruce de acusaciones y denuncias se han transformado en el pan de

cada día. Ayer, un nuevo altercado entre el funcionario, el alcalde,

Fernando Muguruza, y el edil de Personal, Salvador Hierro, acabó con la

suspensión de la Junta de Gobierno.
«He tomado esa decisión debido a las innumerables interrupciones del

secretario tanto a varios miembros de la junta como a mí. En uso de la

autoridad que me confiere el cargo he decidido suspender la sesión»,

declaró Muguruza, que recomendó al funcionario que «en a la próxima

reunión venga después de haberse tomado la medicación». Asimismo, el

regidor calificó los «continuos comentarios de Ballesteros de

«absurdos».

El trabajador municipal, por contra, defendió que

las supuestas interrupciones «forman parte del desempeño» de sus

funciones. «El alcalde confunde la dirección de las juntas de gobierno

y los plenos, que lógicamente le corresponde a él, con la

arbitrariedad, con el abuso y la desviación de poder», argumentó antes

de recordar que como secretario «le guste o no a Muguruza, tengo mi

opinión formada sobre qué es lo legal».

Grabaciones mutuas

Ballesteros

dijo, además, que tanto Hierro como el regidor le «insultaron» durante

la Junta, por lo que interpondrá «una denuncia en el Juzgado de Castro

por acoso laboral». Este extremo fue desmentido por Fernando Muguruza,

quien advirtió de que el delegado de Personal «tiene la grabación de lo

ocurrido».

El secretario, que también grabó la polémica reunión,

anunció, asimismo, que informará al juez de «otros hechos presuntamente

constitutivos de delito que no voy a adelantar porque no voy a dar

publicidad a mis denuncias». Pese a la situación, volvió a insistir en

que no abandonará su puesto. «Hacerlo sería cobarde. Es ya una cuestión

de principios», zanjó.

Extraído de: elcorreodigital.com

Otro altercado entre el alcalde y el secretario obliga a suspender la junta