domingo. 27.11.2022

«Yo nunca he venido aquí a pedir dinero. He venido a pedir que no haya más 'Laras' y que el Ayuntamiento sea el vínculo con el Gobierno regional, porque a mí no me han hecho caso. No quiero que haya más 'Laras' en esta situación de desamparo por parte del Gobierno». Estas fueron las palabras que pronunció ayer, entre lágrimas, Merche Muñecas, abuela de la niña Lara Martín que padece una grave enfermedad y debe recibir tratamiento en Pamplona.


Y todo ello, en el marco de un pleno extraordinario en el que el equipo de gobierno (PP, AXC y Muguruza) rechazó la propuesta del PSOE solicitando la aprobación de una ayuda económica de 30.000 euros para la familia de la niña Lara Martín. Una vez más, quedaron latentes las diferencias de planteamiento existentes entre los grupos que conforman el equipo de gobierno y los que integran la oposición (PSOE, PRC e IU). Tras un agrío debate, nada novedoso, y sin ningún acuerdo entre los miembros de la Corporación, se puede concluir que todo queda pendiente de que el Gobierno de Cantabria sufrague la atención sanitaria de la niña castreña tal y como solicitó el pleno en una pasada sesión plenaria.

Solidaridad institucional.

Tras mostrar su oposición a la propuesta socialista, el equipo de gobierno, en la voz del alcalde Fernando Muguruza, planteó al pleno incrementar el actual fondo de emergencia social desde los 25.000 euros actuales hasta los 85.000 euros, que se incluirían en los presupuestos de 2008. Además, un 20% de las asignaciones destinadas a los grupos políticos municipales se destinaría a dicho fondo. Del mismo modo, en la propuesta del Ejecutivo local iría implícito el solicitar al Gobierno de Cantabria que destine otros 85.000 euros para ese fondo de emergencia, así como dar traslado de lo acordado en la sesión plenaria de ayer al Ministerio de Sanidad y el Defensor del Menor.

Por su parte, el PSOE recondujo su moción y propuso incluir esos 30.000 euros de ayuda para Lara Martín dentro de los 85.000 euros del fondo de emergencia social, pero todo ello teniendo en cuenta que el 20% de esa partida correspondería a las asignaciones de los grupos municipales y del edil no adscrito, Fernando Muguruza. Finalmente, únicamente se votó la propuesta socialista que no prosperó al ser rechazada por el equipo de gobierno.

El debate entorno al modo de actuar de las administraciones públicas ante situación excepcionales como la de Lara Martín, no ha pasado desapercibido entre los vecinos del municipio. Muchos castreños consideran que se debería apoyar este caso debido a la excepcionalidad del mismo y como contraprestación a los impuestos que debe pagar la ciudadanía.

El Ejecutivo guarda silencio.

Han pasado exactamente veinte días desde que la Corporación de Castro Urdiales aprobase en pleno solicitar al Gobierno de Cantabria que sufrague la atención sanitaria de la niña castreña Lara Martín. En este periodo de tiempo, la abuela de la niña y el Ayuntamiento castreño no han recibido respuesta alguna por parte del Gobierno regional.

Ayer, EL DIARIO MONTAÑES se puso en contacto con el consejero de Sanidad, Luis Truán, que no quiso hacer ningún tipo de declaración sobre este asunto.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Nunca he venido aquí a pedir dinero para mi nieta»