sábado. 13.04.2024

El concejal de Obras, Servicios y Personal del Ayuntamiento de Castro

Urdiales y segundo teniente de alcalde, Rufino Díaz Helguera (AxC),

avanzó en una entrevista concedida a este periódico cuáles son los

proyectos del área municipal que dirigirá durante los próximos cuatro

años. Además, dio unas pequeñas pinceladas sobre el panorama político

que vive la ciudad y sobre las relaciones del Ayuntamiento con las

diferentes Administraciones.
Con respecto a los objetivos marcados en su Concejalía, Díaz Helguera

aseguró que lo más inmediato «es repasar algunos proyectos pendientes

como los que nos traen reuniones con otros ámbitos de la

administración». Asimismo, el edil de Obras, Servicios y Personal

aseveró que su Concejalía «es un área que en apariencia da para mucho

trabajo y por eso debemos coordinarlo con los diferentes departamentos

municipales».


En materia de Personal, Rufino Díaz Helguera afirmó que «hay

todavía cosas pendientes de resolver, que en estos meses se han puesto

en marcha desde la constitución del nuevo equipo de gobierno con el

ánimo de ir retomando los cauces de interlocución adecuados, que

creemos deben empezar por la propia casa». «Hay aspectos pendientes:

hay que dar consignación en la modificación y en el presupuesto del año

2008». Además, Díaz Helguera señaló también que «hay aspectos que

afectan a los diferentes ámbitos de la vida municipal y de otras

concejalías que no siendo propias de Obras, sí dependen en su

estructura de personal y organigrama en cuanto a valoración y oferta de

empleo público».


Por otro lado, el líder de Acuerdo por Castro anunció que dentro de

su área hay proyectos como la ampliación del cementerio municipal u

otras obras a consignar en materia de protección civil. «Tenemos

pendiente un servicio de extinción de incendios que regularizar en

cuanto a su situación o esos otros asuntos que hay que coordinar en

unos casos con el Gobierno de Cantabria, y en otros con el gobierno

central, sobre todo en lo que a la Demarcación de Costas se refiere»,

argumenta.


Personal municipal


En referencia a la situación de los funcionarios municipales, Díaz

Helguera recordó que «inmediatamente después de la constitución del

nuevo equipo de gobierno, nos sentamos con los trabajadores para

establecer una serie de mínimos, de principios de acuerdo que hemos ido

desarrollando: paga de productividad o procedimientos de contratación,

a través de la bolsa de trabajo y otros aspectos con un fondo económico

pendiente, como es la valoración y consignación que hay que darse a

esas satisfacciones no atendidas». En este sentido, el segundo teniente

de alcalde habla de «demandas acumuladas a lo largo del tiempo, que

aunque se reflejen en un presupuesto determinado ha habido ya una

perdida de poder adquisitivo que tenemos que reconocer». Díaz Helguera

sostiene que «si no empezamos por reconocer las carencias, difícilmente

un empresa municipal como es el Ayuntamiento, pueda dar servicios sin

tratar bien al propio organigrama municipal».


Puntos de encuentro


En definitiva, el edil de Obras cree que se están buscando puntos

de encuentro con el objetivo de encarrilar esos asuntos que están

pendientes de resolver. «Otra cosa es que coma tiempo de la actual

legislatura que tendríamos que dedicar a otras cosas, cuando estás

tapando socavones en todos los aspectos de tiempos pasados», justifica.



Con respecto a la relación entre el Ayuntamiento y las diferentes

administraciones, Díaz Helguera asegura que «nadie dijo que ésto iba a

ser un camino de rosas. Nosotros hablamos antes de las elecciones,

durante las elecciones y ahora, con las diferentes administraciones

para ponernos de acuerdo en favor de Castro. Al final, los intereses no

son de siglas son de las gentes y de sus inquietudes».


De este modo, el edil de Obras hizo referencia a su primer

encuentro con el jefe de la Demarcación de Costas en el que se

analizaron diferentes cuestiones que afectan al municipio como la

situación actual del Peru Zaballa o los accesos a la playa de Brazomar.

«El encuentro se desarrolló en un clima distendido, grato, de respeto

institucional, con aspectos técnicos pendientes y en definitiva con un

diálogo fluido», concluyó Díaz Helguera.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Nadie dijo que esto iba a ser un camino de rosas»