martes. 28.05.2024

El pleno municipal celebrado ayer desestimó las alegaciones presentadas para la gestión integral del agua y alcantarillado de Castro Urdiales. Las reclamaciones fueron denegadas con los votos de los cuatro expulsados del tripartito municipal, del Partido Popular, Izquierda Unida y del alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, que votó en sentido contrario al de los concejales de su grupo político, el PRC.

Según explicó a este periódico el concejal regionalista Juan Tomás Molinero «habíamos decidido en una reunión anterior tener libertad de voto los tres concejales regionalistas por tener diferentes criterios en el asunto del expediente del agua».

Varios ediles de la oposición y el secretario accidental solicitaron que el citado punto quedase sobre la mesa. El técnico municipal advirtió «que cualquier persona podría paralizar el pliego». Además, varios concejales señalaron que faltaba información solicitada y que existe una sentencia del TSJC que «obliga al Ayuntamiento a rescatar el contrato del agua, que actualmente presta ANSA, y que fue denunciado en un pleno anterior».

En la sesión ordinaria también se aprobaron dos modificaciones presupuestarias de 1,5 millones de euros para gastos municipales y de cerca de dos millones para urbanizar Santa Catalina. El pleno dio el visto bueno a una bonificación del 95 por ciento para los propietarios de la calle La Mar, número 25, cuyo inmueble, que ha sido declarado en ruinas, será derribado por una infección de termitas.

El edil de Hacienda y Patrimonio, José Miguel Rodríguez López, adelantó que el presupuesto de 2007 estará «elaborado y presentado» antes del próximo febrero.

Extraído de : eldiariomontanes.es

Muguruza suma su voto a los no adscritos, en contra de sus propios concejales