lunes. 17.06.2024

Con motivo de que el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Costas y la Demarcación de Costas de Cantabria, tiene como objetivo la reversión del edificio del Hotel Miramar de Castro Urdiales, ubicado en la misma playa de Brazomar, el alcalde, Fernando Muguruza Galán, ha enviado un escrito a la Demarcación de Costas de Cantabria, Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Dirección General de Costas y Secretaría General de Costas; en el que textualmente dice lo siguiente:


«Ante el Jefe de Demarcación de Costas de Cantabria, como mejor proceda en Derecho, respetuosamente digo que me adhiero en todos los términos a los escritos presentados con fecha 2 y 3 de abril de 2009, en todos los términos, por la representación legal del Hotel Miramar de Castro Urdiales, en el sentido de que se adopten medidas cautelares, hasta tanto y cuanto no se resuelva el recurso de reposición interpuesto por la misma, así como la ampliación de éste, suspendiendo, por tanto, los efectos administrativos y dejando, por tanto, de ser ejecutiva y en consecuencia el acto de reversión, por no ser firme la caducidad de la concesión. Por lo tanto, suplico que teniendo por presentado este escrito, y en su virtud suspenda el Acta de Revisión señalada para el día 6 de este mes y año, hasta en tanto en cuanto no se resuelva el Recurso de Reposición interpuesto contra la Orden Ministerial declarando la caducidad de la instancia».

En este mismo sentido, la familia Alonso-Merino, propietaria del inmueble ha remitido un escrito «dirigido a los vecinos de Castro Urdiales y del resto de Cantabria», en el que dicen: «En primer lugar queremos agradecer el apoyo manifestado por la Asociación de Hostelería, así como de las más 8.000 personas, repartidas por todo el mundo, que han prestado su firma en contra de la Orden de demolición del Hotel Miramar de Castro Urdiales por parte de la Demarcación de Costas (Ministerio de Medio Ambiente). Son ya varios años de acoso por la Demarcación de Costas sobre nuestra empresa en aras de un pretendido interés general, con un claro abuso administrativo al aplicar con carácter retroactivo una Ley civil, cosa inédita hasta el día de hoy en la jurisprudencia».

Los propietarios lucharán «para defender un trabajo de 50 años»

Los propietarios del Hotel Miramar quieren dejar claro que lucharán «con todas sus fuerzas para defender aquello que nuestras generaciones anteriores construyeron con gran esfuerzo, aportando sus bienes y su trabajo a lo largo de los últimos 50 años, frente a la actitud incautadora y expoliadora de una Administración que, no sólo no se preocupa de ayudar a nuestras pequeñas empresas, sino que incluso se permite animarla con la sangría de pérdidas de puestos de trabajo que tendrán lugar sobre las 3.000 empresas de Cantabria atenazadas y estranguladas por una Ley arbitraria y politizada de la cual, como si de cuba o de Guinea estuviéramos hablando, el ciudadanos se tienen que defender».

Extraído de: elalerta.com

Muguruza solicita a Costas que se suspenda el derribo del Hotel Miramar