jueves. 13.06.2024

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, criticó ayer la actitud hacia él del delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, en lo que considera un «agravio comparativo» a la hora de afrontar dos asuntos similares, uno en Castro Urdiales y otro en Torrelavega. Todo surgió a finales de la pasada legislatura cuando los integrantes de la Policía Local de Castro Urdiales se manifestaban «día tras día» en diferentes edificios oficiales y principalmente en el Ayuntamiento «con el consentimiento previo de Delegación de Gobierno».

Según explicó el regidor castreño, los ininterrumpidos ruidos que producían estas manifestaciones impedían a los funcionarios realizar sus trabajos con normalidad por lo que solicitó al delegado del Gobierno en Cantabria «que limitase el número de horas que los policías podían manifestarse, ya que lo hacían de ocho de la mañana a dos de la tarde». Su petición fue denegada «con la excusa de que era imposible porque no se puede limitar la libre expresión democrática de los funcionarios públicos», aspecto que el regidor castreño asegura que nunca creyó. «No engaña quien quiere sino quien puede, pero no tenía entonces otra opción más que aguantarme».

«Indigno»

La polémica surge ahora cuando en Torrelavega se da una situación semejante a la que entonces se estaba produciendo en Castro Urdiales y Agustín Ibáñez concede a la alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante, esa limitación en las horas de manifestación. «Eso demuestra la actitud que este ignominioso e indigno delegado del Gobierno mantuvo hacia nuestro Ayuntamiento y cómo trata de forma opuesta a dos ciudades de similares características. Ha quedado claro que Ibáñez es un mentiroso redomado».

Por último, Muguruza aprovechó la ocasión para mostrar su solidaridad con la alcaldesa de Torrelavega «porque sé por experiencia propia que no es agradable acudir a tu despacho y tener que soportar el escándalo y la incomprensión de tus funcionarios y de una cierta parte de la población».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Muguruza califica de «mentiroso redomado» al delegado del Gobierno