miércoles. 28.02.2024

El enfrentamiento entre el equipo de gobierno de Castro y el secretario

municipal, José Manuel Ballesteros, parece no tener límites. Ayer, el

funcionario fue trasladado al Hospital de Laredo víctima de «un cuadro

de ansiedad y convulsiones», según ha podido saber este periódico. Para

el alcalde, Fernando Muguruza, el incidente se enmarca «dentro de la

campaña de desprestigio que ha emprendido este hombre contra mi

gabinete».
«Sospecho que es una simulación. Pretende manipular a la opinión

pública montando una representación teatral que le beneficia a él y

perjudica al ejecutivo local», acusó el primer edil castreño. Sea como

fuere, Ballesteros acudió en la mañana de ayer al ambulatorio de la

localidad costera. Tras ser examinado, el funcionario fue evacuado por

una ambulancia del Servicio Cántabro de Salud al Hospital de Laredo,

donde permanecía ingresado al cierre de esta edición.

Horas

antes, el alcalde le había abierto un expediente disciplinario por «no

acudir a su puesto de trabajo». Al parecer, el trabajador municipal

pidió el día libre. No obstante, «no hizo la solicitud con la

antelación suficiente ni justificando su ausencia, por lo que no se le

concedió», desveló Muguruza. «Al ver que no acudía a la comisión de

Gobierno le he abierto un expediente disciplinario por una falta leve»,

argumentó el alcalde.

«Quedar como víctima»

Poco

después saltaba la noticia del ingreso de Ballesteros. Muguruza no dudó

en asegurar que «lo que intenta con esta actuación es librarse del

expediente y de paso quedar como una víctima». El regidor desveló que

el secretario «acudió al ambulatorio a las 10.30 horas acompañado por

un representante de la junta de personal y la técnico de recursos

humanos, lo cual demuestra que es todo un montaje». «Nadie acude al

médico acompañado por tanta gente», dijo.

El enfrentamiento

entre el funcionario y el equipo de gobierno se remonta a hace varias

semanas. De manera sorpresiva, Ballesteros denunció que se estaba

viendo sometido a «acoso» por parte del edil de Interior, Salvador

Hierro, que en respuesta interpuso una demanda por calumnias contra el

trabajador. El último episodio de tensión tuvo lugar el martes cuando

se tuvo que suspender el pleno después de que funcionario lo abandonase

tras sentirse insultado por el alcalde.

Extraído de: elcorreodigital.com

Muguruza acusa al secretario de simular un shock para desprestigiarle