viernes. 19.04.2024

La corporación municipal debatirá en el pleno del mes de noviembre la aprobación de las ordenanzas fiscales, como paso previo a la presentación del presupuesto de 2012 que tendrá que sufrir un recorte importante respecto al actual, que está prorrogado desde 2009 y que ascendía a 45,5 milones de euros.


Mañana viernes se celebrará Comisión informativa de Hacienda para debatir las nuevas tasas, precios públicos e impuestos. "Como mínimo las nuevas ordenanzas subirán de acuerdo al IPC, en torno al 3,1%", indicaba  en Onda Cero el edil de Hacienda, Javier Muñoz, que también reconocía que los impuestos van a subir, algunos en proporción mayor, porque "aunque va en contra de la filosofía del PP es la única forma que tenemos, junto al recorte de gastos corrientes, para cuadrar el presupuesto".

El equipo de gobierno se reunió ayer con el interventor municipal para conocer los datos económicos con los que se está trabajando para elaborar el presupuesto, "ya de por sí una meta que se marcó este equipo de gobierno", y para analizar área por área en todas las concejalías "para ver de donde se puede recortar".  

Como ejemplo, el concejal  destacaba la reducción en un 53% del presupuesto del área de Festejos que él mismo gestiona y que pasará de los 400.000 euros contemplados en el presupuesto de 2009 a los 200.000 euros en 2012. De momento, se van rebajando los gastos aunque aún hay que reducir más de 700.000 euros.

Muñoz insistía también en la intención de presentar un "presupuesto equilibrado en el que no haya ingresos ficticios ni gastos que este equipo de gobierno no pueda afrontar".

Mañana se debatirán en comisión de Hacienda las nuevas ordenanzas fiscales