miércoles. 21.02.2024

Los trabajadores del Ayuntamiento de Castro

Urdiales acordaron hoy en asamblea convocar concentraciones a lo

largo de los próximos días y una manifestación

para pedir "respeto y libertad" en su trabajo por parte

de las autoridades municipales. La solicitud de permiso para esas

movilizaciones ya había

sido remitida a la Delegación de Gobierno para ir ganando

tiempo, pendiente de la ratificación finalmente obtenida en

la asamblea de hoy, en la que, salvo por una abstención, la

convocatoria fue apoyada por la totalidad de los trabajadores.
Según explicó a Europa Press el presidente de la Junta

de Personal, Antonio Alonso (UGT), se concentrarán un día

a la semana y se cerrará el calendario de movilizaciones con

la manifestación, a la que esperan que se sumen también

asociaciones de vecinos y otros colectivos que les han mostrado su

respaldo.

  

Las fechas exactas están aún por concretar, ya que

se ha pedido permiso de concentración para todos los días

de próximas semanas para decidir después, en función

de la disponibilidad de los propios trabajadores, un día de

protesta cada semana. Al mismo tiempo, iniciarán una recogida

de firmas para remitir al Defensor del Pueblo y a otras instituciones

que proceda.

  

Con estas protestas quieren poner de relieve su rechazo a la situación

que se vive en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, gobernado en minoría

por un tripartito formado por PRC, PP e IU, en el que se "falta

al respeto" y la "libertad" de los trabajadores. Alonso

denunció que llevan "tres años" en

esta situación y espera una "rectificación" por

parte de los responsables municipales. Piden que les "dejen

trabajar en libertad" y ofrecer un servicio público a

los ciudadanos "de calidad", sin estar "presionados

ni amenazados", y que, por ejemplo, a la hora de hacer sus informes

los técnicos puedan elaborarlos "con plena libertad,

aplicando la legislación y no sea un capricho de los políticos".

Extraído de: cantabriaconfidencial.com

Los trabajadores municipales se movilizarán para pedir "libertad" en su trabajo