miércoles. 21.02.2024

Tras el escrito que la Consejería de Cultura remitió el pasado lunes al Ayuntamiento de Castro Urdiales para que paralice las obras que está llevando a cabo en el parque de Amestoy, en la ciudad se ha generado un debate en torno a la posibilidad de que en el subsuelo del propio parque pueda aparecer algún 'tesoro'.

Aunque algunos representantes del equipo de gobierno, como el propio alcalde Fernando Muguruza, y el portavoz del PP, José Miguel Rodríguez López, tienen muy claro que debajo de Amestoy únicamente hay escombro y relleno, tesis que defienden también algunos vecinos del municipio, hay quien considera, como es el caso del historiador castreño Javier Garay que «Amestoy esconde muchos tesoros».

En declaraciones a este periódico, Garay aseveró que a comienzos del siglo pasado, cuando comenzó el relleno del parque, se empezaron a derribar parte de las murallas que quedaban de Castro, «unas murallas impresionantes, enormes, anchas», y, en su opinión, «no hay ninguna duda, según se recoge en diversas informaciones de la época, que parte de esas piedras de las murallas podrían estar debajo de Amestoy». «Los escombros son parte de restos flaviobriguenses y las murallas medievales del siglo XIII», señala. «Además, en ese relleno se vertieron miles de toneladas cúbicas de desechos», afirma el historiador castreño.

Según comentó Garay, «hay parte del derrumbe que fue a ocupar esas zonas vacías que se pretendían ganar a la mar». «Si encuentran debajo de esos escombros la puerta de San Francisco o la puerta de La Barrera, sería impresionante sacar esas moles de piedra y reconstruir parte de lo que fueron nuestras murallas», consideró. «Es importante que se haga una seguimiento para nuestra historia», apostilló.

Embarcaciones

Además, Javier Garay sostiene que debajo de Amestoy «habrá con toda seguridad restos de embarcaciones, lanchones viejos y las traineras del siglo XIX». «En qué estado están lo desconozco, pero las fotos de la época dicen que en un momento, sobre ellas, se echaron tierra, escombro y piedras. Si apareciese una lancha de aquellas sería un hito histórico», subrayó.

Por otro lado, Javier Garay consideró que por aquella época aún se contemplaban ruinas de aquella 'calamidad' de 1813, en la que se derribaron muchas casas en ruinas, y es por lo que «podría salir hasta algún escudo de piedra». «El vertedero que se originó allí fue para limpiar el pueblo de 'maleza petrea'. Pueden salir cosas muy curiosas, muy bonitas, muy importantes para ese acontecer histórico, incluso que pudieran ir a formar parte de ese museo que se pretende ejecutar», explicó. El historiador castreño concluyó que «hay que entender también que siempre que hubo que tirar escombro a la mar se echaba por esa zona, conocida como el Pedregal de La Mar, que daba acceso a la denominada calle La Mar».

«No van a sacar nada»

El regidor municipal, Fernando Muguruza, mostró ayer sus dudas sobre la posibilidad de que en el subsuelo del parque de Amestoy pueda haber algún tipo de restos arqueológicos. «No va a aparecer nada, porque a nadie se le ocurre hacer un relleno con restos arqueológicos», apuntó.

«Ha habido un malentendido considerable»

El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, confirmó ayer, en declaraciones a Punto Radio DM Castro, que las obras del aparcamiento de Amestoy «no se van a paralizar» y aseguró que ha habido un «malentendido considerable» en referencia a este asunto.

Según Mazón, la Consejería de Cultura lo que ha hecho es remitir un escrito al Ayuntamiento de Castro Urdiales por haber iniciado el transplante de los árboles ubicados sobre el parque de Amestoy, «al considerar que estos bienes de protección tienen que estar controlados por Cultura». Por otro lado, el titular de Obras Públicas dejó claro que dentro del proyecto global del puerto de Castro Urdiales, «tenemos un seguimiento arqueológico y de hecho tenemos un arqueólogo previsto para el seguimiento de las obras, porque nosotros sabemos que en el relleno del parque hay parte del muelle antiguo».

Críticas al alcalde

La secretaria general del PRC castreño y diputada, Alodia Blanco, confirmó las palabras del consejero de que «la obra no se paralizará» y negó que exista descoordinación entre los departamentos del Gobierno regional. A su juicio, en el trasfondo de este asunto subyace la intención del «alcalde tránsfuga» de aplazar lo máximo posible unas obras de cuyo retraso antes «se quejaba y que ahora quiere que se hagan a partir de septiembre».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Los 'tesoros' de Amestoy