sábado. 15.06.2024

La Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria recomendó ayer a la flota vasca que «se abstenga de venir a faenar» en aguas interiores de esta comunidad «para evitar enfrentamientos» entre pescadores de ambas regiones. Esta es una de las medidas acordadas en una reunión de la flota celebrada en la localidad de Santoña y en la que se debatió sobre el problema de los pescadores cántabros después de que el Gobierno vasco haya denegado a esta flota el permiso para faenar en sus aguas interiores.

La Federación recordó a través de un comunicado que había solicitado autorización para que la flota del 'cerco del cabezo', compuesta por un total de 17 embarcaciones, pudiese faenar en aguas interiores vascas.

Sin embargo, el pasado 7 de julio, «para nuestra sorpresa», se recibió la resolución del Gobierno vasco en la que se denegaba este permiso, una decisión que las cofradías cántabras consideran «totalmente inaceptable, ya que históricamente esta flota faena en esas aguas».

Además, la Federación denunció que desde entonces la situación ha empeorado, y que incluso la semana pasada se produjo un nuevo apresamiento de una embarcación.

Según relató la Federación, que sostuvo que en la actualidad toda la flota de cerco a excepción de los barcos cántabros faena en aguas vascas, el próximo día 18 de agosto se reunirán los consejeros de las dos comunidades autónomas para tratar de solucionar el problema que ha surgido.

No obstante, en otro de los acuerdos alcanzados en la reunión celebrada ayer, la Federación asegura que, «de no obtener una solución rápida», se tomarán las medidas «que considere oportunas» hasta la «total» solución de este problema.

Respuesta de los vascos

Por su parte, el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Vizcaya, Iñaki Zabaleta, afirmó hoy, tras tener constancia de ello, que el consejo de los pescadores de Cantabria a la flota vasca para que se «abstenga» de faenar en aguas interiores cántabras no les «obliga» y que el que no quiera atenderlo «está en su derecho de ir a trabajar».

En declaraciones realizadas tras saber de la recomendación de los cántabros de que no vayan a a faenar a sus aguas, el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Vizcaya afirmó entender la reacción de los pescadores cántabros ante la prohibición del Gobierno vasco, aunque indicó que el consejo de las Cofradías de Cantabria a la flota vasca «no nos obliga».

«Lo único» que lo haría, según añadió el propio Zabaleta, sería «una prohibición institucional» por parte del Gobierno de Cantabria de faenar en aguas interiores de esa Comunidad. Pero nunca «un consejo de los propios pescadores de Cantabria».

En cualquier caso, Zabaleta se mostró plenamente convencido de que este asunto no afectará a las buenas relaciones que, según dice, mantienen los «arrantzales» vascos con los pescadores de la comunidad vecina.

El caso del 'Nuevo Paquita'

El día 4 de julio, el buque de cerco 'Nuevo Paquita', que faenaba junto a la costa al este de Castro Urdiales, fue interceptado por la embarcación de inspectores del Gobierno Vasco y conducido al puerto vizcaíno de Ondárroa, donde sus capturas fueron decomisadas. Durante el recorrido hasta Ondárroa -35 millas- el pesquero, con base en Santoña, navegó escoltado por dos embarcaciones.

Su patrón fue acusado de faenar en aguas interiores del País Vasco sin disponer de la correspondiente autorización para ello, que tramitaba entonces el propio Gobierno Vasco.

Ese incidente constituiría un nuevo episodio del conflicto desatado en mayo, cuando el Gobierno Vasco se negó a tramitar las autorizaciones para que la flota de motoras y merluceras de Castro Urdiales pudiera faenar en las aguas interiores del País Vasco.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Los pescadores de Cantabria recomiendan a los vascos que no vengan a faenar aquí