lunes. 15.04.2024

El próximo sábado 11 de junio sabremos definitivamente cómo queda el mapa político municipal en la nueva legislatura que ahora comienza. Ese día, cuando de manera oficial se constituyan los ayuntamientos, conoceremos el color político de los 35 consistorios a los que los ciudadanos dieron libertar para pactar al no concederles mayorías absolutas. Entre ellos grandes núcleos de población como Torrelavega, Castro Urdiales, Laredo, Santoña, Cabezón de la Sal, Reinosa o Los Corrales de Buelna.


Esta semana es clave para que se cierren los acuerdos. Ya conocemos que por primera vez en su historia, el segundo municipio de Cantabria, el de Torrelavega, estará gobernado por el popular Ildefonso Calderón, y que lo hará gracias a la abstención del Partido Regionalista. Se repite lo sucedido hace ahora justo cuatro años, sólo que con novia diferente, entonces la abstención de los regionalistas permitió a Gómez Morante seguir siendo alcaldesa de la capital del Besaya otra legislatura más.

A pesar de las críticas vertidas por el presidente del Partido Popular en Cantabria, Ignacio Diego, contra el líder de los regionalistas, Miguel Ángel Revilla, en estos últimos años, la libertad dada a los Ayuntamientos para llegar a los acuerdos que éstos estimen oportunos permitirá que en Cartes, Laredo y Villaescusa se formen gobiernos de coalición entre PP y PRC. Y eso, que por ejemplo, en este último ayuntamiento la lista más votada es la encabezada por Eduardo Echevarría, y eso que el Partido Popular ha alardeado de defender siempre que se forme gobierno con el partido que más votos ha obtenido en las urnas.

El mismo acuerdo, aunque con la suma de Asamblea por Castro, parece que dará la alcaldía de la villa marinera a Iván González el próximo sábado. Esta vez sí, la lista más votada será la que gobierne Castro Urdiales y la que tenga que recuperar el tiempo perdido los últimos cuatro años, cuando los votos de los concejales populares permitieron que llegará al sillón de la alcaldía el tránsfuga, Fernando Muguruza.

En Reinosa sí que parece que se puede reeditar el pacto de gobierno entre PRC y PSOE; en Cabezón de la Sal gobernará el PP, si no hay un tripartito que lo impida; en Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio volverá a ser la alcaldesa en minoría, lo mismo probablemente que Andrés Ruiz Moya en Suances y Teresa Noceda, que repetirá en Comillas, aunque esta vez sin mayoría absoluta.

En el aire están Reocín, Liérganes, Limpias, Mazcuerras, Vega de Pas, Marina de Cudeyo, Santillana del Mar, Rasines o Castañeda, aunque este último caso, se da uno de los más sorprendentes pactos que nos encontraremos en el mapa político cántabro: la alianza entre el PP y el único concejal de IU que la formación ha obtenido en el Consistorio y que le ha valido la expulsión del partido.

Los pactos, determinantes para 35 municipios