domingo. 14.04.2024

El 1 de enero las cántabras que sufran malos tratos, las que sean víctimas de violencia de género, así como su hijos, no tendrán a donde acudir. El Gobierno del PP ya ha cerrado la acogida y el 31 de diciembre lo harán los cuatros centros a los que el ejecutivo que preside Ignacio Diego ha dejado sin subvención. La diputada Ana Isabel Méndez, ex director general de la Mujer, ha pedido, a través de diversas iniciativas parlamentarias explicaciones a la consejera de Presidencia y Justicia, a la que acusa de no tener previstos centros abiertos y preparados para atender a las víctimas de violencia de género.


Las víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas cuya vida corre peligro, son ingresadas por seguridad de manera inmediata en casas de emergencia y acogida cuya ubicación es secreta para proteger su integridad. Se trata de víctimas que no tienen apoyo familiar, ni medios económicos y en las que además concurre un problema de riesgo para su vida o la de sus hijos.

A juicio de Méndez, es una irresponsabilidad cerrar centros especializados sin tener otros alternativos disponibles desde hoy mismo con personal preparado. La consejera de Presidencia y Justicia, en declaraciones a la prensa, ha reconocido que no tiene aún alternativa en marcha, que están pensando en el modelo de gestión alternativo, que sólo cuenta con cinco funcionarios/as que hacen tareas administrativas y que carece de trabajadores/as sociales, psicólogos/as y educadoras que presten los servicios más elementales a las víctimas.

La diputada socialista acusa a Leticia Díaz de mentir para sostener los brutales recortes que ha realizado en materia de igualdad a costa de las personas más vulnerables y que más ayuda necesitan. “Miente cuando dice que las casas de acogida atendían tan sólo a dos víctimas y que por tanto no eran rentables”. De hecho, los datos oficiales recogen que en el Centro de Emergencia ingresaron a lo largo del pasado año, 33 mujeres acompañadas de 30 niños y niñas, 285 desde que se creo el Sistema y en el caso del Centro de Acogida 26 víctimas, con sus 26 hijos e hijas recibieron acogida temporal durante 2010, 148 desde 2004.

A esto se une el hecho de que se cierre igualmente el Centro de Atención e Información a Víctimas de Violencia de Género que durante 2010 atendió a 380 nuevas mujeres, 2.500 víctimas desde que se puso en marcha.

El PSOE lamenta mucho que el PP no haya sabido trabajar y haya despreciado la gran aportación que han realizado en estos años las ONGs con una reconocida experiencia y prestigio en la atención a las víctimas de violencia de género: CAVAS, Consuelo Bergés, Quemia y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, a quienes quieren agradecer su excelente labor y compromiso.

Las víctimas de violencia de género se quedan sin atención en Cantabria el 1 de enero