viernes. 03.02.2023

Los 5,2 millones asignados a Castro Urdiales por el Gobierno central a cargo del Fondo Estatal de Inversión Local han servido para dar un empujón a las obras del nuevo parque de bomberos, que debían haberse iniciado hace nueve meses. De este modo, el pleno del Ayuntamiento aprobó ayer por unanimidad una batería de catorce proyectos a cargo de esta partida especial ofrecida a todas las localidades españolas. Destaca, entre esos planes, la urbanización de la parcela en la que se ubicará el futuro equipamiento de emergencias, junto a la entrada de la A-8 en Sámano.

Esta primera actuación, que arrancará «antes de abril» si el Ejecutivo socialista da su visto bueno en los próximos días, incluirá el relleno de las bases del aparcamiento y la instalación de las redes de saneamiento y la construcción de un depósito de acumulación de agua.

20 puestos de trabajo

Este primer paso absorberá casi 1,2 millones de euros, tendrá un plazo de ejecución de seis meses y creará veinte puestos de trabajo. El siguiente peldaño será construir el edificio en sí, que ocupará una superficie de más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. En la baja se habilitarán despachos, vestuarios, cuartos de calderas y un hangar para los vehículos de emergencias. Mientras, la primera estará dedicada al aula de formación, el cuarto de material y el gimnasio.

Las instalaciones, que darán servicio también a Liendo, Guriezo y Valle de Villaverde, contarán además con una explanada exterior de 3.000 metros cuadrados para realizar prácticas. El montante total del proyecto se eleva a 2,4 millones de euros. El Gobierno cántabro aportará 700.000.

Extraído de: elcorreodigital.com

Las obras del parque de bomberos arrancarán en abril con nueve meses de retraso