sábado. 22.06.2024

Desde el Comité Local de Castro Urdiales de La Unión critican la gestión del parking del Parque Amestoy, e instan al Gobierno de Cantabria a tomar medidas, tales como la reducción drástica de los precios, así como la posibilidad del pago anual, para potenciar su uso por parte de los vecinos.

Esta comunicación se efectúa pocos días después de las declaraciones vía twitter por parte de Rafael Sebrango, lider de La Unión, sobre el escaso uso de las instalaciones de dicho parking.

A continuación adjuntamos la nota de prensa de La Unión recibida en nuestra redacción.

LA UNIÓN (LU) insta al Gobierno de Cantabria a que de una solución “al desierto” en el que se ha convertido el parking del Parque Amestoy de Castro Urdiales, “el mayor aparcamiento subterráneo de toda Cantabria”, el cual “presenta día a día una aspecto desolador y solitario”, ya que, desde su inauguración, “está casi vacío”.

Pablo Villasante, Portavoz de la formación política en Castro Urdiales, señaló que “estamos a favor de la construcción del aparcamiento subterráneo, pero frontalmente en contra de la gestión, como venimos haciendo desde hace 2 años”, pues fue “un tremendo error tratarlo como un negocio, planificado con el desconocimiento más absoluto de la situación y los intereses de los vecinos de Castro Urdiales”.

La consecuencia es que “los principales destinatarios del aparcamiento”, que no son otros que “los vecinos de Castro”, lejos de utilizar la infraesctructura del Parque Amestoy “evitan el parking subterráneo”, porque “su uso es prohibitivo”.

Hace más de 2 años (Abril de 2012) LA UNIÓN (LU) instó al Gobierno de Cantabria y a la empresa pública Gesvican, a que rebajaran sus pretensiones económicas respecto del precio de las plazas del aparcamiento para su cesión en concesión a los vecinos de Castro Urciales.

“Dos años y medio después”, prosiguió Villasante, “el tiempo ha confirmado el por qué los vecinos evitan el uso del aparcamiento”, y esta razón no es otra que “tener un precio alejado de la realidad del vecino de Castro Urdiales”.

Uno de los objetivos principales de la construcción del parking fue para que los vecinos de Castro pudieran adquirir en concesión una plaza en el subterráneo, lo cual “se ha demostrado imposible por los precios exigidos por el Gobierno Regional”.

La construcción del aparcamiento subterráneo, “nos costó a todos los ciudadanos de Cantabria 18 millones de euros”, recordó, “ y esa inversión no está sirviendo para el vecino de Castro”.

El parking “ha de reducir drásticamente su precio”, para que “deje de ser un desierto diario”.

“Preferimos que se tarde más años en amortizar económicamente la inversión”, si a cambio “conseguimos una rentabilidad social para los vecinos de Castro”.

“O se produce una rebaja drástica en el precio, y en el modo de pago, para que el vecino de Castro utilice el parking, o será un infraestructura sólo para el fin de semana”.

La encomienda de gestión que el Gobierno Regional hizo a su empresa pública Gesvican, “sólo fijó un precio máximo para ceder plazas en concesión, por lo que hay margen jurídico para hacer una rebaja sustancial en el precio actualmente establecido”.

Desde LA UNION (LU) abogan además por cambiar el planteamiento de la Administración, y en este sentido piden que la concesión “pueda adquirirse mediante el pago de un canon anual, en vez de un solo pago”.

“Es necesario cambiar la mentalidad en estos tiempos de recesión”, afirman, y por ello “pedimos la fijación de un canon anual asequible, en vez de un único pago que ningún banco está dispuesto a financiar a los vecinos de Castro”.

En la actualidad, el parking del Parque Amestoy, “tiene una realidad dual”, en el sentido de que durante los fines de semana puede llegar a ser utilizado hasta por 2.000 vehículo en rotación, mientras que entre semana el aspecto del parking es desértico”.

“El problema es el precio de compra de la plaza en concesión, está claro”.

La posibilidad de que se transforme la adquisición de la concesión, de pago único a pago mediante un canon anual “es perfectamente factible y viable”, finalizó Villasante, y ello porque el propio Convenio de Encomienda de Gestión, fija el sistema de pago que la sociedad pública ha de hacer al Gobierno Regional, que “impone a Gesvican el pago de un canon anual que ha de pagar al Gobierno Regional”, por lo que “también los vecinos han de beneficiarse de este sistema de pago”.

La Unión pide la reducción de precios del Parking de Amestoy