miércoles. 24.04.2024

El presidente de la Junta Vecinal de Oriñón, Guzmán Miranda, ha tenido tiempo ya de echar un vistazo a las cuentas y se ha encontrado "con un saldo económico muy pequeño y facturas que siguen llegando y que superan ese saldo". Así lo ha explicado en Castro Punto Radio.

A esta situación se une el hecho de que el pedáneo ha comprobado cómo la anterior junta había suscrito un contrato con una empresa para organizar los eventos festivos más próximos del verano "y era un presupuestos que nos pareció excesivo dada la cantidad de dinero que teníamos". Y es que, "hay en caja unos 13.000 euros y el montante de las fiestas eran poco más de 10.000".

Ante esta situación, "estamos re-negociando con el chico que hacía estos eventos y hemos conseguido rebajarlo a más de la mitad. Ahora nos estamos organizando para poder salir un poco airosos".

Al margen de este asunto, Oriñón empieza ya a recibir un gran número de visitantes, asiduos al pueblo durante el verano. Con esto, el problema de la escasez de aparcamientos vuelve a estar patente. "La playa es grande, los apartamentos casi nulos y estamos mirando formulas disuasorias para ver cómo podemos hacer algo para evitar multas y el que haya vecinos, como me llega, que están rallando coches".

Miranda ha asegurado que "nos tendremos que sentar con el concejal de turno pero ya para próximos veranos. Estamos de lleno en el actual y tendremos que salir como podamos".

Ha señalado también que una de las cosas más urgentes, de momento, es "limpiar más la playa porque hay gente que se está quejando de que no está como en otras ocasiones".

Se ha mostrado sorprendido también de que "una junta como Oriñón, que es sota-caballo-rey, nos esté constando tanto trabajo ponerla en marcha". Y es que, " nos hemos encontrado todo de mala manera y desorganizado".

La Junta de Oriñón tendrá que pagar facturas por importe superior al saldo del que dispone