martes. 29.11.2022

La Asociación de Vecinos de Guriezo celebró ayer lunes una asamblea centrada en tratar de buscar una solución al problema del suministro de agua en este valle de la Cantabria oriental. Durante la reunión, que congregó a un centenar de vecinos que abarrotaron el antiguo salón de plenos del ayuntamiento, los participantes coincidieron en la necesidad de unificar posturas ante los abusos que a juicio de su presidente, Carmelo Pérez, está cometiendo ASCAN en el servicio de suministro de agua potable y saneamiento.

En el acto, Carmelo Pérez planteó la necesidad de que los miembros de la Corporación eleven al Pleno una moción de iniciativa popular con el fin de modificar el actual reglamento que regula el suministro de agua potable del municipio. En su opinión, la facturación mínima de 45 metros cúbicos fijada por ASCAN en un contrato que establece una duración de 25 años y que fue firmado por la empresa y el anterior alcalde, el regionalista Adolfo Izaguirre, vulnera la ley estatal 44/26 y la autonómica 1/2006 de defensa de los consumidores y usuarios.

Esto unido al cobro de un servicio en muchos casos inexistente como es el de saneamiento y alcantarillado, con un agua de dudosa potabilidad, además de que barrios como Nocina o Ranero se encuentran aún fuera de la red general, ha llevado a muchos vecinos a dejar de pagar los recibos del agua. Esto ha supuesto que ASCAN amenace con cortar el suministro a aquellos hogares que no paguen. Del mismo modo, los vecinos exigieron a ASCAN la devolución de los dos céntimos por metro cúbico de agua potable y el céntimo en saneamiento que subió el año pasado, arrogándose competencias que son del Pleno y ante la pasmosa pasividad del actual equipo de gobierno formado por PP-CDL-PSOE.

La Asociación de Vecinos de Guriezo busca una solución al problema del agua