lunes. 04.03.2024

El ex concejal de Obras del Ayuntamiento de Castro Urdiales, Salvador

Hierro, imputado en la denuncia por presunta prevaricación en la

adjudicación de unas obras en el túnel de Mioño, achacó hoy a los

servicios técnicos municipales la selección de la empresa Izeta, cuyo

gerente, Ignacio Díez Muro, es hermano del que era entonces concejal de

Industria, Jaime Díez Muro.

Hierro, de Izquierda Unida (socio de Gobierno durante la

pasada legislatura y en la actualidad en la oposición) realizó estas

manifestaciones antes de prestar declaración en el Juzgado de

Instrucción número 2 de Castro Urdiales por la denuncia que presentaron

en 2006 ante la Fiscalía cinco concejales socialistas sobre la presunta

adjudicación "a dedo" de estos trabajos.

En declaraciones a los medios, Hierro precisó que las

obras no afectaron al túnel sino al trazado y al trayecto del antiguo

ferrocarril en su interior, y explicó que se realizaron en respuesta a

las demandas de los bomberos municipales. "Mi intención fue

perfectamente correcta y legítima", aseveró.

Incidió en que la propuesta de selección de la empresa

se realizó desde el Servicio de Contratación en base a distintas

ofertas, mediante procedimiento negociado, y que el Secretario, del que

recalcó que está encargado "por ley" de confeccionar el orden de día,

no puso "ninguna objeción".

Por la mañana, en su declaración ante el juez, el

alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, aseguró que la empresa

Izeta fue sugerida para la ejecución de estas obras por Hierro, y que

se planteó como una actuación urgente que no figuraba en el orden de

día de esa Junta.

"Cientos" de empresas

Preguntado si conocía la relación de parentesco entre el

concejal de Industria, Jaime Díez Muro, y el gerente de Izeta,

adjudicataria de las obras --ambos imputados junto al resto de los

componentes de la Junta de Gobierno Local en la pasada legislatura--,

Hierro afirmó que se trata de "una más de tantas que se presentan"

porque el Ayuntamiento de Castro trabaja con "cientos" de empresas.

"Son tantas que llega un momento en que no sabe uno la relación

familiar", sostuvo.

En cuanto a la ausencia previa de proyecto para la

ejecución de las obras --aspecto mencionado también por el alcalde en

su declaración--, el representante de Izquierda Unida manifestó que la

responsabilidad del concejal de Obras es "dar cumplimiento a las

demandas" ciudadanas o municipales, pero que no está "cualificado para

entender o saber si necesitan un proyecto".

Por otra parte, Hierro reclamó el cumplimiento de las

distintas sentencias de derribo emitidas por el Tribunal Superior de

Justicia de Cantabria (TSJC) que afectan al municipio, como la del Alto

de la Loma o la urbanización en Ostende, entre otras, y lamentó que

"nadie" ha mostrado "interés" por ejecutarles.

Finalmente, tachó de "atípica" la situación en el

Ayuntamiento por el hecho de que gobiernen en coalición el actual

alcalde y el ex socialista Rufino Díaz Helguera.

También han declarado hoy ante el juez el otro concejal

de Izquierda Unida imputado, Santiago Vélez (en la actualidad sin

representación municipal al obtener su partido sólo un edil en las

pasadas elecciones municipales), que lo hizo durante 30 minutos y

declinó hacer declaraciones a los medios, así como los 'populares' José

Miguel Rodríguez 'Kaika' y Concepción Carranza, que declararon durante

30 y 40 minutos, respectivamente; y Juan Molinero (ex concejal del PRC,

que declaró durante media hora).

Extraído de: eldiariomontanes.es

Hierro achaca a los servicios municipales la selección de Izeta para las obras