miércoles. 19.06.2024

Desde que el jueves saltara la noticia de que la Policía Judicial había intervenido documentación sobre expedientes urbanísticos, el actual concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Castro, Rufino Díaz Helguera, guarda silencio, a pesar de ser un personaje clave en esta historia.

Tampoco quiso pronunciarse ayer después de que se conociera que él fue uno de los cinco concejales no adscritos que denunciaron en 2006 al entonces equipo de gobierno municipal por un posible delito de prevaricación en relación a la contratación de las obras del túnel de Mioño.

Paradójicamente, hoy el portavoz de Acuerdo por Castro forma parte del equipo de gobierno junto con varios de los imputados a los que en su día denunció, en concreto con Fernando Muguruza y con los ediles populares José Miguel Rodríguez López y Concepción Carranza. El que sí quiso hablar fue otro de los denunciantes Pedro Olano, ex concejal no adscrito. Olano aclaró que ellos no denunciaron sino que «únicamente se limitaron a poner en conocimiento de la Fiscalía del TSJC un hecho puntual del equipo de gobierno municipal porque pensamos que se podía haber cometido un delito contra la administración pública».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Fue uno de los denunciantes y ahora es socio del gobierno local