lunes. 17.06.2024

http://i35.tinypic.com/k0lgeu.pngEl ex-interventor municipal de Castro Urdiales, Fernando Urruticoechea ha expresado su inquietud por el coste que supondrá para los ciudadanos de la localidad los intereses de los préstamos solicitados para hacer frente a lo que ha denominado "las facturas olvidadas en los cajones" y a las que hacía referencia El Mundo cantabría en su artículo publicado el pasado día 6 de abril (VER ARTÍCULO)

Según Urruticoechea, los castreños deberán pagar 2.530.741,19€ en intereses durante los próximos 12 años "un gasto equivalente a la nómina y seguros de una plantilla de 35 trabajadores" ha declarado.


"En estas semanas estamos conociendo algo insólito en cualquier país europeo y es la existencia de facturas en los cajones de los ayuntamientos, a consecuencia de la desastrosa gestión que se ha llevado y que se sigue llevando por unos delincuentes políticos, apoyados por una casta burocrática a su servicio" comentaba Fernando Urruticoechea "son cifras mareantes, que significan la miseria para muchos ayuntamientos en los próximos años".

"En el caso de Castro Urdiales, si se confirma que la cifra a financiar con el préstamo es de 6.788.720,48€, supondrá unos intereses totales de 2.530.741,19€. La cuota mensual constante durante los 10 años de amortización e intereses será de 72.004,91€; importe que mermará el gasto para los servicios municipales. Es el gasto equivalente a la nómina y seguros de una plantilla de 35 trabajadores, todos los meses, durante 12 años, pero que no irá a personas, sino a los bancos" ha dicho.

Y añadía que "la irresponsabilidad de los políticos de Castro Urdiales de gastar sin cobertura presupuestaria, además de ser ilegal -gasto nulo de pleno derecho según el art. 173.5 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales-, va costar a los ciudadanos castreños más de 2,5 millones de euros en intereses bancarios, lógicamente a lo largo de los 12 años de vigencia del préstamo que se han visto obligados a suscribir".

Según Urruticoechea este mal no es único de Castro Urdiales y es que según su opinión "muy pocos ayuntamientos españoles se libran de este escándalo. Como contraejemplo, los ciudadanos de Crevillent no tendrán que pagar nada por intereses bancarios derivados de deudas ilegales con los proveedores, ya que en este ayuntamiento los políticos y los funcionarios llevan una gestión que cumple la legalidad vigente, al menos en materia presupuestaria".

El ex-interventor municipal concluía declarando que "es imprescindible ejemplarizar para que no vuelva a suceder esta locura y las gestiones municipales sean más profesionales, incluyendo políticos y funcionarios. No debemos consentir que los dineros de los ayuntamiento se sigan llevando como los del sacristán "cantando se vienen, cantando se van". A ver si alguien de Castro Urdiales se anima y se denuncia ante el TCu a sus irresponsables gobernantes y funcionarios".


Fernando Urruticoechea: "Las facturas olvidadas en los cajones por los políticos de...