sábado. 20.04.2024

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, logró ayer renovar su cargo tras romper la unidad de voto de su partido, el PRC, que respaldó a la candidata socialista, y conseguir además el apoyo a su investidura de los cinco concejales del PP y de los cinco ediles de AxC. El acuerdo al que ha llegado Muruguza con el PP y con la formación que lidera el ex socialista Rufino Díaz Helguera deja sin la Alcaldía a la candidata más votada, María Jesús Esteban (PSOE), quien esperaba gobernar con el apoyo del PRC e Izquierda Unida.

Fernando Muguruza había presentado hace unas semanas su renuncia al cargo a la dirección del PRC en Castro, que la aceptó. Pero ayer no sólo se volvió atrás en esa dimisión, sino que además rompió el acuerdo al que había llegado su partido con el PSOE para favorecer la elección de María Jesús Esteban como alcaldesa.

“En mi partido me han abandonado a mi suerte y, desde la noche electoral, se me ha dejado de lado como si todo estuviera preparado de antemano”, aseguró Muguruza durante su intervención en el pleno, en el que tuvo que soportar gritos de “tránsfuga” y “traidor”. El PRC trató de convencerlo hasta el último momento de que se atuviera al pacto suscrito con el PSOE, por el que regionalistas y socialistas se comprometieron a apoyarse mutuamente en todos los ayuntamientos donde sus candidatos pudieran ser alcaldes. De hecho, minutos antes del pleno recibió una llamada telefónica con ese propósito de su secretario general, Miguel Ángel Revilla. “Los intereses de Castro están por encima de los partidos, aunque algunos debamos escoger un camino sin retorno. Con el apoyo del Gobierno regional o sin él, lograremos lo mejor para el municipio”, argumentó Muguruza en el pleno para justificar su decisión. El alcalde de Castro Urdiales gobernará en coalición no sólo con su socio durante los últimos cuatro años, el PP, sino también con Rufino Díaz Helguera (AxC), al que apartó de la Alcaldía en 2003.

Muguruza hizo campaña en 2003 de la necesidad de alejar a Díaz Helguera del gobierno municipal y puso en duda la legalidad de varias de sus decisiones. Este le respondió a mitad de legislatura con una moción de censura presentada junto con cuatro ediles tránsfugas que no prosperó y que le costó la expulsión del PSOE. Díaz Helguera aseguró ayer que ahora trabajará “con lealtad” con Muguruza “para mejorar Castro”. El candidato de AxC también pidió a Muguruza “una reunión el mismo lunes con los trabajadores del Ayuntamiento para buscar una solución a un problema que en la pasada legislatura el alcalde fue incapaz de solucionar”. La perjudicada por este acuerdo de última hora, María Jesús Esteban, del PSOE, expresó públicamente su “estupor y desasosiego”. “Los intereses personales han convertido esto en un día triste. No podemos entender que personas antagónicas conformen una mayoría absoluta a todas luces antinatural”, dijo, en referencia a Muguruza, Díaz Helguera y el cabeza de lista del PP, José Miguel Rodríguez. Este último defendió la elección de Muguruza y prometió trabajar con él “con la misma lealtad de los últimos cuatro años”.

Por su parte, el concejal de IU, Salvador Hierro, que iba apoyar el fallido gobierno de coalición PSOE-PRC, anunció en el pleno que “colaborará” con el equipo de gobierno que ahora se va a conformar “desde la lealtad y el honor que a algunas personas les falta”. Para la elección del alcalde, la Corporación optó por la votación secreta. El pleno subió de tensión en cuanto se leyeron las primeras papeletas con el voto a Fernando Muguruza, que suscitaron entre el público gritos de “traidor” y “tránsfuga”.

El Partido Regionalista acusa a los ʻpopularesʼ de “promover el transfuguismo con total descaro”.

El PRC acusó ayer al PP de haber retrocedido a los tiempos “del todo vale” para “promover con absoluto descaro el transfuguismo y actuar al margen de la ética y de la responsabilidad política”, por haber facilitado que Fernando Muguruza sea nombrado alcalde de Castro Urdiales. En un comunicado, los regionalistas califican de “traición” el paso que ha dado Fernando Muguruza para seguir en la Alcaldía en contra de las instrucciones que había recibido del PRC y anuncia que le va abrir “de inmediato” un procedimiento de expulsión. El PRC había llegado a un acuerdo con el PSOE e IU para hacer alcaldesa de Castro Urdiales a la socialista María Jesús Esteban, la candidata más votada en la ciudad, pero ese pacto se vino abajo esta mañana, cuando Muguruza decidió separarse de sus compañeros de partido y repetir como alcalde con el apoyo del PP y de los concejales de Acuerdo por Castro (AxC).

La dirección del PRC subraya que Muguruza “no sólo ha incumplido las directrices de su partido y el acuerdo vinculante aprobado por el Comité Local (de los regionalistas en Castro Urdiales), sino también su propia decisión personal de dimitir para asumir la derrota que sufrió en las elecciones del 27 de mayo”. Los regionalistas responsabilizan “directamente” de lo ocurrido en Castro Urdiales al PP, organización que, bajo su punto de vista, ayer “ha dado un gravísimo paso atrás, recuperando artes y métodos de nefasta memoria para Cantabria, en una preocupante vuelta a los tiempos de la inestabilidad política y la compra-venta de voluntades que se creían definitivamente superados”.

Preocupación.

El PRC acusa a los populares cántabros de estar comportándose de una forma “extraordinariamente preocupante” desde el día siguiente a las elecciones, “con reiterados intentos de romper los grupos municipales de otros partidos y ofreciendo alcaldías a los concejales menos votados, para intentar frustrar el pacto municipal acordado por regionalistas y socialistas”. “No sólo han demostrado una absoluta falta de respeto ante un acuerdo legítimo y democrático entre dos partidos, sino que han llegado al colmo de la hipocresía al reivindicar, por un lado, el gobierno de la lista más votada y actuar, por otro, en contra de ese principio, como ha quedado probado esta mañana en Castro Urdiales, Suances, Voto y Ruiloba”, añaden los regionalistas.

El PP ha apoyado “al primer tránsfuga”, según Gorostiaga.

La secretaria general del PSC-PSOE, Lola Gorostiaga, acusó ayer al PP de haber apoyado en Castro Urdiales “al primer tránsfuga de la legislatura” y exigió a su presidente, Ignacio Diego, una explicación pública por lo ocurrido. El PSOE se vio ayer privado de la Alcaldía de Castro Urdiales, ciudad donde es el partido con mayor número de votos, por un acuerdo de última hora entre el PP, Acuerdo por Castro y Fernando Muguruza, quien rompió la unidad de voto del PRC para seguir como alcalde. Gorostiaga acusa en un comunicado al presidente del PP de Cantabria de haber “liderado la operación” que ha permitido ese pacto de gobierno, demostrando, a su juicio, “que no es un líder político, sino un mercader de la política”. “Con lo que ha sucedido esta mañana en Castro, con Ignacio Diego a la cabeza, el PP ha regresado al pasado representando y liderando actuaciones que todos creíamos olvidadas y en las que se apoyaban y compraban voluntades”, denuncia la dirigente socialista. Gorostiaga sostiene que ha sido el propio Diego quien “ha urdido toda esta operación, demostrando una total y absoluta falta de ética, escrúpulos”.

Diego critica que los ediles del PRC no votasen a Muguruza.

El presidente del Partido Popular (PP) y candidato a la Presidencia de Cantabria, Ignacio Diego, aseguró ayer que desconocía que los concejales del PP en Castro Urdiales iban a votar al candidato regionalista, Fernando Muguruza. En declaraciones a Europa Press, Diego criticó que los otros dos concejales del PRC no hayan apoyado a su candidato (votaron a la candidata del PSOE para respetar el pacto municipal suscrito por las direcciones regionales de ambos partidos). “Ahí es donde yo veo el transfuguismo”, indicó Diego, quien puntualizó que su partido tendrá que “analizar” lo sucedido “con más cuidado”. Insistió en criticar la actitud de los dos concejales del PRC por votar a otro candidato de otra formación. “Eso sí que, a priori, y sin conocer más detalles, me parece un gesto bastante poco afortunado y oportuno”, declaró.

Extraído de: elalerta.com

Fernando Muguruza da la sorpresa al arrebatar la Alcaldía al PSOE