jueves. 02.02.2023

El alcalde destaca que la presión de ciertos grupos contra el ‘tripartito’ ha disminuido

Muguruza Galán se muestra satisfecho con la realización de diversas actuaciones en su mandato

El alcalde del Consistorio castreño, Fernando Muguruza, en una entrevista con éste periódico, ha hecho una reflexión en voz alta del año 2006, sobre lo realizado, lo que se está haciendo y posibilidades de cara a un futuro próximo, mostrando una extensa panorámica de la situación. Este año habrá elecciones autonómicas y municipales por lo que el periodo de tiempo que queda hasta mayo se presenta bastante complejo en términos generales.

PREGUNTA.- Desde el punto de vista del ciudadano de a pie, ¿cómo califica la ciudad actualmente?

RESPUESTA.- Siempre la he visto con unas posibilidades de desarrollo, tanto ciudadano como social, como ninguna otra ciudad que yo conozco. Creo que tenemos las condiciones necesarias para lograr una calidad de vida de primerísimo orden y que esa potencialidad, por las circunstancias que hayan sido, sociales, políticas, etc, no se han desarrollado en todas sus posibilidades y afortunadamente, a pesar de todo, no se han frustrado todavía, es decir, que no nos hemos cargado la ciudad de tal forma que ya no es posible retomarla, todo lo contrario, Castro es una ciudad en la que podemos lograr más orden y calidad social, en el sentido de que puede vivir más cómodamente a todos los niveles y que, además, sigue tendiendo calor de hogar, algo nada corriente hoy en día.

P.- ¿Se siente satisfecho de los logros conseguidos?

R.- Esto hay que matizarlo. Creo que durante el año se ha notado claramente que determinadas corrientes contrarias a este equipo de Gobierno tripartito comenzaban ya a flaquear, a ser conscientes de que el camino que habían elegido en contra nuestra no les llevaba a ningún sitio, ni a ellos ni a la ciudadanía castreña, por ello se ha notado una disminución de esa presión en varios ámbitos, sobre todo en los políticos, porque esos políticos, se están dando cuenta de que nuestra gestión no es tan mala como ellos intentaban transmitir a la ciudadanía castreña. De no haberse creado el conflicto con el vicesecretario municipal, de no haber aterrizado aquí ese señor los avances conseguidos se hubieran visto ahora mucho más claramente. De todas formas, el ciudadano se está dando cuenta de que nuestro proyecto era serio, que el tripartito ha demostrado que era necesario unir esfuerzos para superar el rufinismo. Desde este punto de vista estoy muy satisfecho del año 2006.

P.- ¿Qué destacaría de lo conseguido hasta la fecha?

R.- Sin duda alguna debo comenzar por el suministro de agua potable al 80% de la población que ha solucionado todos los problemas, para muchos años, gracias a la Autovía del agua y su conexión con el pantano del Juncal. Además la construcción del depósito de agua nuevo en Islares, con capacidad para 9.000 metros cúbicos. Pero nos falta suministrar el agua a ese 20% restante de población que corresponde a las pedanías y que gracias, entre otros, al nuevo contrato del agua, lo vamos a poder solucionar a corto plazo, sin olvidar la posible ayuda del Gobierno de Cantabria y la colaboración de nuestro Ayuntamiento. El éxito de la campaña de ahorro de agua, el servicio de microbuses a las pedanías; el pago de la deuda heredada de más de 36 millones de euros (6.000 millones de las antiguas pesetas); la construcción de un buen lote de viviendas de VPO; la recuperación de 50 kilómetros de rutas verdes ya iniciada felizmente; la creación del Punto de Encuentro y el Centro de Información a la Mujer. Sin olvidar aspectos tan importantes como poner en funcionamiento el Pabellón de Actividades Náuticas Santa Ana, o el Centro Cultural Eladio Laredo (Edificio Royal); la creación del Centro Internacional de Encuentros Matemáticos; la sede de la Escuela Municipal de Teatro; la creación de la Semana Grande; la recuperación de la Conducción Histórica del Chorrillo, el Centro de Interpretación de la ermita de Santa Ana; la creación del Albergue de Peregrinos; la construcción del nuevo Estadio Municipal de Riomar cuyas obras se están desarrollando a buen ritmo; solución de varios problemas de saneamiento y desagüe en los barrios de Laiseca y Montealegre, así como en Siete Caminos y calle San Francisco. Hemos adquirido un nuevo programa informático por importe de 250.000 euros, para facilitar el trabajo a los funcionarios municipales, a quienes asesorará un equipo técnico humano de la misma empresa durante nueve meses, aunque los resultados se irán apreciando mes a mes. Hemos solucionado el hacinamiento de funcionarios en las antiguas dependencias del edificio consistorial ubicándolos en dependencias dotadas de todas las comodidades; sin olvidar el servicio de autobuses al Hospital de Laredo, etc.

Relaciones con el PSOE

P.- En cuanto a la situación actual dentro de su propio partido, el Partido Regionalista de Cantabria, ¿cómo están las cosas después de la última Asamblea celebrada recientemente?

R.- Todo en esta vida tiene una cara y una cruz, nada es blanco o negro, sino más o menos gris. Quiero decir que en cierto modo sí he salido reforzado de ella, pero también se ha manifestado una corriente muy crítica con el pacto tripartito en general y con mi firmeza en mantener dicho pacto en particular. El respaldo recibido ha sido importante pero agridulce.

P.- ¿Cómo están las relaciones con el Partido Socialista local?

R.- En la medida que el Partido Socialista castreño ha variado su comportamiento, tomando decisiones coherentes con las necesidades de nuestra ciudad, yo he disminuido mi acidez hacia ellos, pero no se puede decir que actualmente las relaciones sean idílicas. Podrían o deberían ser bastante mejores.

Importantes proyectos e inversiones para el futuro

P.- De cara a un futuro próximo, ¿que tiene en cartera?

R.- Afortunadamente no se nos ha agotado la imaginación y tenemos grandes proyectos que no hemos podido desarrollar hasta la fecha pero que esperamos poder sacarlos adelante próximamente; entre ellos la construcción del nuevo Parque de Emergencias que elimine la precariedad de los bomberos y otros servicios similares, para lo que ya tenemos previsto la cesión del correspondiente terrenos al Gobierno de Cantabria que lo construirá íntegramente; la próxima construcción del párking subterráneo y remodelación del Parque Amestoy; nuevas instalaciones para asociaciones de mujeres y Policía Local; sin olvidar la nueva y tan necesaria ubicación del Archivo Municipal que pasará a ser en instalaciones el mejor de Cantabria y uno de los mejores de España. También tengo que destacar, ya ha comenzado, el asfaltado de numerosas calles de Castro y pedanías por importe de 480.000 euros (80 millones de las antiguas pesetas). Estamos muy interesados en la recuperación del casco histórico, que precisa un programa especial de reforma y que hemos comenzado a aplicar, aunque en muchas ocasiones el enemigo principal es el propio propietario de la vivienda que prefiere se derrumbe antes de proceder a su rehabilitación. Mi intención es hacer de Castro una ciudad moderna y que nadie se escandalice por este término, quiero decir renovar todo aquello que se encuentre en mal estado empleando los mismos materiales y diseño que tenían y conservan actualmente, como ha ocurrido, por ejemplo, con el Paseo Manuel Elorza, donde se han cambiado baldosas, arreglado jardineras y ha quedado prácticamente nuevo sin cambiar su imagen originaria. Desde la Alcaldía he propuesto la construcción de un nuevo geriátrico, que iría en los terrenos posteriores de la actual Residencia Municipal (Santo Hospital), proyecto que ha sido muy bien visto por la consejera de Sanidad, Charo Quintana que está estudiando esta posibilidad y que sería financiado íntegramente por el Gobierno. Además, este mismo mes de enero, voy a firmar un convenio con Sanidad para instalar en Castro un servicio de catering para personas dependientes, que sería subvencionado por Sanidad en un 65% y el resto lo abonarán las personas interesadas, salvo casos extremos, que los cubriría el propio Ayuntamiento.

Extraído de: elalerta.com

Entrevista al Alcalde, Fernando Muguruza