sábado. 24.02.2024

La candidata socialista y vicepresidenta del Gobierno regional, Dolores Gorostiaga, ha anunciado esta noche la apertura "inmediata" de un proceso de reflexión "interna" ante la "derrota sin paliativos" sufrida por su partido en estas elecciones autonómicas.


Es un proceso que se abordará con "serenidad" y "responsabilidad" en los órganos del partido y que aún no se ha concretado si llevará a medidas de carácter extraordinaria ni se han planteado dimitir como secretaria general de los socialistas cántabros, cargo que, ha precisado, depende de la dirección de esta formación.

Gorostiaga, que ha comparecido acompañada de la vicesecretaria general del partido, Rosa Eva Díaz Tezanos; del secretario de Acción Electoral y antiguo responsable de Organización, José Guerrero; y del de Política Institucional, Javier Incera, ha enmarcado estos resultados dentro del voto de "castigo" a las formaciones en el gobierno, generalizado en todo el país con motivo de la crisis.

La vicepresidenta y consejera de Empleo y Bienestar Social ha felicitado por su mayoría absoluta --que no esperaba, ha admitido-- al candidato del PP, Ignacio Diego, con quien ha hablado por teléfono, al igual que al presidente cántabro y candidato regionalista, compañero de coalición, Miguel Ángel Revilla.

Pero ha advertido de que el PSOE estará atento a que el nuevo Gobierno de Cantabria "garantice y respete" los derechos y el bienestar "alcanzados" en estas legislaturas en las que los socialistas han permanecido en la Administración regional.

El PSOE, ha remarcado Gorostiaga, "seguirá trabajando" por un "futuro sólido y esperanzador" para Cantabria, con el objetivo de estos años de "transformar y mejorar la vida de los cántabros", tras haber situado a la región como "pionera" en las políticas de innovación, dependencia y la economía del conocimiento.

La secretaria general de los socialistas cántabros ha defendido que su partido "centenario" sabe "afrontar los momentos difíciles y los buenos momentos", de forma que "acepta con serenidad las victorias", pero también "con responsabilidad las derrotas", en base a sus "principios inamovibles".
Esta ha sido la "primera oportunidad" que han tenido "las personas que lo estaban pasando mal" por la crisis económica de hacer un "voto de castigo" a los dirigentes con responsabilidades de Gobierno, ha incidido Gorostiaga, que no cree que lo sucedido sea "exclusivo" de la comunidad autónoma y que no sabe si han resultado influidos por las protestas del 15-M.

El PSOE abre un proceso de reflexión interna