viernes. 03.02.2023

Vio la situación de las márgenes del río Brazomar en su tramo final y el paseo marítimo en La Atalaya

El responsable de la Demarcación de Costas de Cantabria, José Antonio Osorio, viajó en la mañana de ayer a Castro Urdiales, siendo recibido por el alcalde, Fernando Muguruza a las 11,10 horas, para, según éste “ver las obras y las zonas en las que tiene autoridad el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Dirección General de Costas.


Se trataba de cumplir tres objetivos. El primer de ellos observar la situación de ambas márgenes del río Brazomar en su tramo final antes de desembocar en la playa del mismo nombre, que están sufriendo un periodo de desmoronamiento, con hundimientos en varios lugares, que hacen peligrar el estado físico de ambas calzadas que discurren a lo largo de esta desembocadura”.

El alcalde de Castro Urdiales señaló que “actualmente en lo que se está implicando nuestro municipio es en la solución de estos problemas que van surgiendo día a día, pero la autoridad le corresponde a la Dirección General de Costas, no a este Ayuntamiento. Cualquier obra que hagamos aquí tiene que ser previo permiso de Costas y para nosotros sería mucho mejor que hicieran ellos la obra, lo que redundaría en un gasto menos e importante para las arcas municipales”.

Por otro lado, añadió, “hemos estado viendo la construcción del paseo marítimo que unirá La Atalaya con el de Ostende, a la altura de la zona del Matadero. Se trata de una obra que veníamos demandando desde hace años y muy necesaria para la ciudadanía castreña, así como el acondicionamiento de toda la zona. Aprovechando esta visita de José Antonio Osorio, Salvador Hierro y yo le hemos solicitado que valore la posibilidad de ampliar el proyecto actual, de tal manera, como he dicho anteriormente, los 40-50 metros que restan para unir este paseo marítimo al de Ostende, a la altura del Matadero, sea una realidad. De esta forma, los ciudadanos pueden ir perfectamente por estos dos paseos, desde el Polideportivo Peru Zaballa hasta La Atalaya, justo enfrente de la parte posterior de la zona monumental de Santa María y el Castillo Faro”.

Según el alcalde, “hemos aprovechado la presencia del señor Osorio para enseñarle el solar propiedad del Ayuntamiento, ubicado inmediatamente detrás de la Cruz de la calle San Juan, y he dado la orden de intentar agilizar al máximo la puesta en disposición de la ciudadanía de ese espacio una vez convertido en parque público, una obra que tendrá un costo aproximado de 60.000 euros. Además de la utilidad pública a la que se dará esta zona, servirá para realzar ese espacio junto al paseo marítimo que se está construyendo, lo que supondrá un paso importante en la consecución de nuestro pretendido ennoblecimiento de esta zona. Entendiendo que, aún así, quedan muchas cosas que hacer en esta zona”.

Pasión Viviente.

Como quiera que las obras en el alto de La Atalaya, pueden afectar considerablemente la representación de las últimas escenas de la Pasión Viviente, al tratarse de la representación del Calvario, el coordinador de la asociación Cultural Pasión Viviente, Chechu Arozamena, tuvo un apartado con José Antonio Osorio, con “la intención de saber cómo podían afectarnos estas obras”, señalaba a este periódico Arozamena, quien añadía que “hemos visto una postura sólida en lo que están haciendo, pero creo que podemos conseguir que nos afecta lo mínimo posible, puesto que ésta es la disposición de todos. Es verdad que la gente tendrá más seguridad durante el desarrollo de las escenas y también durante todo el año, puesto que el muro protector que están construyendo así lo parece. De todas formas la situación se puede salvar de forma satisfactoria para todos”.

Extraído de: elalerta.com

El jefe de la Demarcación de Costas visita obras de competencia de Medio Ambient