viernes. 19.04.2024

 El interventor titular del Ayuntamiento de Castro Urdiales, Fernando Urruticoechea, ha presentado una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil por «la desaparición de los libros de la anterior legislatura socialista y de la contabilidad municipal del 2000 al 2004, así como los informes de la auditoria contratada por el Consistorio castreño».


Según la denuncia del funcionario, al reincorporarse a su trabajo en enero 2006 después de una baja de larga duración, comprobó que faltaban los expedientes de las cuentas municipales entre 2000 y 2004. También asegura que falta la documentación entregada al Tribunal de Cuentas del año 2003 y el cuestionario sobre los expedientes urbanísticos, archivos personales del titular de Intervención municipal y la documentación de la empresa A.T.D., (Auditores del Sector Público), relativos a la auditoria contratada por el Consistorio castreño por resolución de la Junta de Gobierno local de diciembre de 2003.

En este sentido, cabe recordar que la edil no adscrita, Teresa Pérez Barreda, (ex PSOE), ha preguntado por esta auditoria que costó al Ayuntamiento 52.900 euros. «El documento tenía que estar terminado en julio de 2004 y 19 meses después, aún no se ha entregado» denunció la concejala de la oposición.

Por último, Urruticoechea denunció el acceso durante su baja médica de los sustitutos de su departamento a su directorio informático particular de lectura.

El interventor denuncia ante la Guardia Civil la desaparición de documentos