sábado. 03.12.2022

El alcalde de la localidad vizcaína señala que acudirá a los tribunales si la resolución de ese organismo no le satisface.

El Instituto Geográfico Catastral (IGC) será el encargado de fijar la línea que separa Castro Urdiales de Muskiz (Vizcaya), después de que los alcaldes de estos municipios no hayan llegaran a un acuerdo sobre el deslinde de terrenos entre las dos localidades.


Ambos regidores mantuvieron esta mañana un encuentro, al que acudió también el experto en límites geográficos y catedrático de la Universidad de Cantabria Juan Baró y una comisión del IGC encabezada por Juan Miguel García Larios.

Tras una hora de reunión, en la que no estuvieron los alcaldes de las localidades vizcaínas de Sopuerta y Galdames que habían sido convocados, no se produjo un acuerdo entre los regidores de Castro Urdiales y Muskiz, por lo que tendrá que ser ahora el instituto dependiente del Ministerio de Administraciones Públicas quien se ocupe de fijar el deslinde.

Baró ha defendido la línea tradicional que hizo el IGC en 1925, ya que tanto el Ayuntamiento de Castro Urdiales como el Gobierno de Cantabria "defienden lo histórico". "Nadie quiere quitar tierras a nadie", ha asegurado.

Por su parte, el alcalde de Muskiz, Gonzalo Riancho, ha advertido que su Ayuntamiento acudirá a los tribunales si no está de acuerdo con el deslinde que fije el IGC.

En este sentido, ha recordado que su reclamación está basada en un documento del 1837, que tiene, en su opinión, un "importante valor jurídico y legal".

Extraído de: eldiariomontanes.es

El Instituto Geográfico Catastral fijará la separación entre Castro y Muskiz