viernes. 12.07.2024

El pleno municipal de Castro Urdiales aprobó ayer en sesión

extraordinaria la modificación de la ordenanza que regula el Impuesto

de Bienes Inmuebles (IBI) para que la subida no sea superior al IPC en

2007: un 3,9 por ciento. De esta manera, según argumentaron los

miembros del equipo de gobierno (PP, PRC e IU), se trata de contener la

subida contemplada por la Gerencia Territorial de Catastro que subirá

en Cantabria el próximo año una media del 17 por ciento.
La modificación acordada por el pleno deberá ahora pasar por un plazo

de exposición pública para ser definitiva y, aunque se ha aprobado para

tres ejercicios, el concejal de Hacienda y Patrimonio, José Miguel

Rodríguez (PP), reconoció ayer que de momento «la medida afectará al

próximo año y la próxima Corporación tendrá que decidir sobre los

próximos años».

El interventor municipal afirmó ayer en el

transcurso del pleno que todos los datos apuntan a que la construcción

decrece en el municipio. «Existe una ralentización del urbanismo en el

municipio que se hará notar los próximos años» y auguró que, en el

futuro, «está modificación en el impuesto no se mantenga», indicó el

interventor quien recordó que el IBI es el mayor potencial recaudatorio

con el que cuentan las arcas municipales, y «por eso las próximas

Corporaciones deberán decidir».

Baremos

Según el titular

de Hacienda, los baremos del Catastro no se han modificado en los diez

últimos años. Jaime Diez Muro, concejal del PRC, explicó que la

Corporación «quiere evitar que se suba el recibo que pagan los

vecinos». Según los miembros del equipo de gobierno, la subida para los

propietarios de una vivienda estaría entre 1,14 y 30 euros en el caso

de que no se presenten alegaciones dentro de los plazos previstos.

El

PSOE votó ayer a favor de esta modificación y sumó sus votos a los del

equipo de gobierno. También respaldó la propuesta la edil no adscrita (

ex PRC) Marta González. El voto del resto de concejales no adscritos

fue de abstención (Guzmán Miranda) y seis en contra. Pedro Olano

criticó en varias ocasiones «el procedimiento opaco del equipo de

gobierno que ha retenido la documentación solicitada desde el pasado

mes de junio hasta el pleno de hoy». Según el concejal no adscrito, el

equipo de gobierno «trae a pleno un hecho consumado que sólo se puede

respaldar o rechazar, sin estudiar opciones». Para Olano se desconocen

los efectos indirectos de este cambio de la ordenanza a efectos

fiscales y no fiscales. El edil de la oposición informó que ciudadanos

y un colectivo vecinal han presentado alegaciones y un contencioso

administrativo contra los valores catastrales del próximo año.

Extraído de: eldiariomontanes.es

El IBI se incrementará un 3,9 por ciento en los próximos tres años