domingo. 21.04.2024

El Gobierno de Cantabria suprimirá el Impuesto de Sucesiones y Donaciones mediante un proyecto de ley que será registrado hoy en el Parlamento de Cantabria y que rebajará en un 99 por ciento el gravamen de las transmisiones por muerte y donaciones en vida entre padres, hijos y cónyuges.

Esta medida ha sido presentada hoy por el presidente, Ignacio Diego, y la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, quienes han anunciado que, tras la tramitación parlamentaria entraría en vigor de forma inmediata tras la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria.

El presidente ha explicado que esta modificación, con la que la Administración regional dejaría de ingresar 1,5 millones de euros, responde al convencimiento de que se trata de una "carga injusta" y porque, así, "generaremos riqueza y crearemos empleo, la principal preocupación del conjunto de la sociedad". De esta forma, el Gobierno demuestra "con hechos" el camino del cambio que el Partido Popular pretende emprender a nivel regional y nacional.

En este sentido, Ignacio Diego ha apuntado que la supresión del impuesto es una  "concepción ideológica y de gestión" que el Gobierno de Cantabria ya llevó a cabo en 2002 y que, ahora, "convencido de que es injusto, vuelve a suprimirlo".

Se trata, además, para el presidente cántabro, un "claro ejemplo" de las políticas del Partido Popular, que hacen que no sólo se vaya a bonificar el impuesto sobre las herencias un 99 por ciento "porque vemos en este impuesto una intromisión en el esfuerzo de toda una vida por generar un legado para los más cercanos", sino que, además, a través de las medidas de acompañamiento al Presupuesto habrá "una batería de medidas destinadas a activar la creación de empresas, de puestos de trabajo y la economía en general, como un ejemplo de buen gobierno".

Beneficios para familias y empresas

La consejera de Economía ha precisado que la eliminación del Impuesto tiene dos partes, que afectan a las transmisiones por muerte y donaciones en vida.

La primera afecta a las transmisiones mortis causa, por las que el caudal hereditario de la persona fallecida pasa a sus descendientes y. este caso, se establecen dos modificaciones, una, dirigida a las familias y otra destinada a facilitar la transmisión de empresas.

Respecto de las familias, Mazas ha explicado que se establece una bonificación del 99 por ciento de la cuota tributaria en las adquisiciones de los grupos 1 y 2, es decir, los ascendientes y descendientes directos, incluyendo a las parejas de hecho inscritas en el Registro autonómico.

Además, se establecerá una reducción autonómica de la base imponible en la transmisión de una empresa, también del 99 por ciento, no sólo a ascendientes y descendientes directos, sino a quien va a heredar la empresa. De esta forma, tal y como explica la consejera, puede "favorecerse la transmisión de empresas, dar una garantía y una seguridad a la continuidad de un negocio familiar, aligerando las cargas fiscales".

La segunda parte de la modificación anunciada hoy, está relacionada con las trasmisiones inter vivos, con dos líneas, una, que afecta a las donaciones de dinero para crear empresas, en la que se fija una bonificación del 99 por ciento en la cuota tributaria hasta los primeros 100.000 euros en metálico donados a los grupos 1 y 2 para la puesta en marcha de una actividad económica, la adquisición de una ya existente o de participaciones en sociedades con determinados requisitos, mejorando e incrementando las condiciones que había hasta ahora.

Cuando la empresa que se va a donar aumente su plantilla en los últimos 12 meses o bien se van a crear puestos de trabajo, la base imponible se incrementa  hasta 200.000 euros, con el requisito de que los puestos de trabajo se mantengan dos años.

Por otro lado, la modificación incluye un incremento de la reducción del 99 por ciento en la base imponible del valor de adquisición para la transmisión de las propias empresas.

El Gobierno suprime el Impuesto de Sucesiones y Donaciones por considerarlo "una carga...