martes. 27.02.2024

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castro Urdiales salió ayer al

paso de la solicitud realizada hace unos días por parte de la Banda

Municipal de Música en la que demandaba la «revisión y modificación,

acorde a la ley, de la valoración de sus puestos de trabajo».
En este sentido, insiste en que se ha procedido a la valoración de los

puestos de trabajo y se han regularizado todas las anomalías observadas

en la Banda, «no sin problemas, por la actitud poco colaboradora de

alguno de sus integrantes», añaden el Consistorio castreño.


Además, desde el Consistorio municipal aseguran que existe una

campaña presidida por varios miembros de la Banda que «no expone el

sentir de la totalidad de la banda y que pretende más que informar,

crear un estado de opinión determinado, alejado, desde luego, de la

realidad y favorecedora de una parte de los músicos que en su mayoría

no residen en la ciudad».


El equipo de gobierno sostiene que la realidad de la Banda de

Música de Castro es la que se deriva de la «recta aplicación de las

sentencias de los juzgados de los social de Cantabria», que han

determinado la existencia de «relación laboral en el vínculo que une a

los músicos con el Ayuntamiento con una jornada laboral a tiempo

parcial y un salario reconocido en sentencia firme de 360 euros para

músicos y 240 euros para educandos». «Esas cantidades han sido

mejoradas con reconocimientos puntuales en determinados conceptos

retributivos complementarios por parte del Ayuntamiento», apuntaron.


Por otro lado, desde el equipo de gobierno señalan que se ha

procedido a elaborar de forma reglamentaria y con la intervención de

los representantes sindicales del Ayuntamiento, «la valoración de los

puestos de trabajo, utilizando unos criterios de homogeneidad en

relación con los restantes puestos de trabajo de empleados laborales

del Ayuntamiento, es decir, sin crear situaciones que constituyen

privilegios ni agravios con el resto del personal municipal».


Además, desde el Consistorio municipal apuntan a que la

consecuencia económica en que el colectivo de músicos tuviera una

jornada laboral completa, «significaría que la percepción por la misma

fuera sería cercana a 1.520 euros, lo que constituiría una desmesura y

una discriminación inaceptable para el resto de trabajadores

municipales».


Última sentencia


El equipo de gobierno castreño recordó que el último

pronunciamiento judicial lo constituye la sentencia de 24-01-08 del

Juzgado de lo Social número 4 de Santander, que «desestima en su

totalidad» las pretensiones de reconocimiento de incumplimiento por el

Ayuntamiento de sus obligaciones laborales» y «desestima la petición de

declaración de vulneración de los derechos a la igualdad e integridad

de una empleada de la Banda».


Así las cosas, desde el Ayuntamiento castreño señalan que han dado

de alta en el registro general de la Seguridad Social a todos los

músicos y educandos, «quienes perciben mensualmente y de forma puntual

sus salarios», situándose en fase de normalización la actividad de la

Banda, más bien caracterizada por su «funcionamiento heterodoxo e

indisciplinado hasta ahora que se regía por normas propias».

Acorde con el presupuesto

A la pregunta de si el Ayuntamiento de Castro Urdiales quiere una Banda

de Música, el equipo de gobierno municipal aseguró que «pretende tener

Banda de Música pero acorde a sus necesidades y prioridades

presupuestarias, habiendo asumido los costes que para su existencia han

fijado los tribunales de justicia, no según los deseos legítimos, pero

inalcanzables económicamente, de algunos de sus miembros cuyo coste no

puede suponer la imposibilidad de prestar servicios que la ley obliga a

los Ayuntamientos como es el caso de bomberos, policía local,

mantenimiento, etc».


Extraído de: eldiariomontanes.es

El Consistorio dice que se ha realizado la valoración de puestos de la Banda