domingo. 14.04.2024

A escasos dos días de que comience la huelga en el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos de Castro Urdiales, convocada por los trabajadores de Vertresa por la falta de acuerdo en la firma del nuevo convenio colectivo, la situación está enquistada. “La huelga es imparable porque estamos peor que en el siglo diecinueve”, aseguró ayer el presidente del sindicato Sitas, Aurelio Sañudo, tras el encuentro mantenido el martes en Santander entre Vertresa y los trabajadores en el que, durante cinco horas, el organismo de resolución extrajudicial de conflictos laborales Orecla medió sin conseguir reconducir las posturas de ambas partes.

Los trabajadores piden la firma de un convenio por dos años con una subida salarial del 8,4% y la equiparación de festivos y domingos. La empresa, por su parte, ofrece una subida del IPC del 2009 y el reparto de 58 euros en los días festivos y domingos trabajados. Una propuesta calificada por los trabajadores como de “una tomadura de pelo”.
 
Según afirmó Sañudo, “con este planteamiento y con la inhibición del Ayuntamiento se ve que la empresa no quiere negociar y lo que hace es echar gasolina al fuego”. De ahí, que los trabajadores adviertan de que el conflicto “va a terminar en una autentica batalla campal”.
 
Tampoco hay acuerdo respecto a los servicios mínimos previstos para una huelga que durará 15 días, comenzando a las seis de la mañana del sábado, 27 de junio, en plena Semana Grande de fiestas y con la celebración, el próximo 3 de julio, del Coso Blanco, Fiesta de Interés Turístico Nacional. La empresa plantea un 75% de servicios que los trabajadores “no están dispuestos a cumplir”.

Extraído de: EL MUNDO

El conflicto en las basuras de Castro, a 48 horas del paro