jueves. 29.02.2024


El Ayuntamiento de Castro Urdiales tendrá que afrontar el pago de las correspondientes tasas portuarias si quiere mantener abierto y con actividad cultural y explotación hostelera el Castillo Faro. Y es que el convenio que en 1998 firmó el Consistorio con la Autoridad portuaria de Santander para que fuesen cedidas de forma gratuita estas instalaciones para fines cívico culturales ha quedado sin efecto tras la aprobación de la nueva ley de Puertos en 2004. De ahí que no haya posibilidad de negociar la supresión del canon que el Ayuntamiento debería abonar a la entidad de Puertos si, como pretende, quiere cobrar la entrada al Faro y abrir la zona de cafetería."
Yo iba con unas expectativas y me he encontrado con otras ya que el convenio no vale para nada al existir otra ley", declaraba en Onda Cero el edil de Turismo Jóse Ucelay en referencia a la reunión que ayer mantuvo con el Presidente de la Autoridad Portuaria, Jóse Joaquín Martínez Sieso. Ucelay señaló que "al menos no se va a iniciar un procedimiento de pago retroactivo por los años en los que no se han abonado desde 2004 las correspondientes tasas".

El próximo mes de enero se realizará una visita oficial al Castillo Faro para conocer las instalaciones y poder fijar la cuantía de las tasas que tendrían que pagarse por ocupación y por actividad. La Autoridad portuaria estaría dispuesta a bonificar hasta el 50% la tasa de ocupación. "No nos quedará más remedio que pasar por el aro si queremos tener abierto el Faro, a menos que se prefiera la otra opción que sería mantenerlo cerrado a cal y canto", señaló Ucelay.

El Faro de Santoña abona al año una cantidad de 6.036 euros en concepto de tasas, mientras que el de San Vicente de la Barquera paga a la Autoridad portuaria 2.880 euros.

El Ayuntamiento tendrá que pagar a al Autoridad Portuaria por utilizar el Castillo Faro