viernes. 12.07.2024

Proteger los bienes públicos de titularidad municipal y todos aquellos elementos que forman parte del patrimonio urbanístico, arquitectónico, arqueológico y natural, así como regular los comportamientos que puedan afectar a la buena vecindad y la consecución de una convivencia ciudadana correcta y respetuosa. Estos dos son los principales objetivos que persigue el Ayuntamiento de Castro Urdiales con la nueva ordenanza municipal sobre promoción de conductas cívicas y protección de espacios públicos.

Y para que todo el mundo lo tenga claro y sepa lo que se puede y no se puede hacer, la Concejalía de Industria, Empleo, Planificación y Desarrollo ha editado un total de 3.000 ejemplares con el borrador de esta ordenanza que fue aprobada en un reciente pleno y que, en la actualidad, está en fase de alegaciones.

El concejal de este departamento, Agustín Fernández, avanzó que la intención que tiene el Consistorio es que el folleto informativo llegue a toda la ciudadanía castreña. «El borrador estará a disposición de cualquier persona que desee tenerlo en el Ayuntamiento, en la Concejalía de Industria o en la de Comercio. Además también se va entregar en los partidos, sindicatos, agrupaciones culturales y deportivas y asociaciones, entre otros», señaló Fernández.

De igual forma el edil popular informó que cuando el borrador de la ordenanza sea aprobado de forma definitiva por parte del pleno de la Corporación municipal, «se editará otra remesa mucho más amplia para que ya sea repartida de forma amplia». Todo ello para intentar evitar -o al menos para que el infractor sepa a que atenerse- destrozos como el de hace unos días en uno de los nuevos paneles informativos ubicados en el Muelle de Don Luis y valorado en cerca de 30.000 euros, o las habituales pintadas que se multiplican en edificios públicos, entre otros actos vandálicos.

Sanciones

El borrador de la ordenanza consta de 37 artículos en los que queda perfectamente especificado lo qué no se puede hacer. Su incumplimiento conllevará sanciones que irán desde las muy graves: con multas de 1.501 a 3.000 euros; a las graves, de 750 a 1.500 euros, y leves de 100 a 750 euros.

Serán consideradas sanciones muy graves, entre otras, las que supongan «una perturbación relevante de la convivencia que afecte de manera muy grave, inmediata y directa a la tranquilidad o al ejercicio de derechos legítimos de otras personas, una actitud que ponga en riesgo la integridad física de terceros...», así como «los actos de deterioro grave y relevante de espacios públicos o privados de cualquiera de sus instalaciones y elementos» o «las conductas de grupo constitutivas de actos de gamberrismo o de hechos vandálicos».

La ordenanza será en los próximos días una realidad. Sólo quedará una cosa: cumplirla.

ALGUNOS ARTÍCULOS

Articulo 8. No podrá realizarse ninguna actuación sobre los bienes protegidos por esta ordenanza que sea contraria a su uso o destino, conlleve su deterioro o degradación, o menoscabe su estética.

Artículo 9. Se prohíben las pintadas, escritos, inscripciones y grafismos en cualesquiera bienes, públicos o privados, recogidos por esta ordenanza. Se exceptúa de la prohibición la realización de los murales artísticos que se plasmen, con autorización del Ayuntamiento sobre vallas de solares, cierres de obras, paredes medianeras y similares..

Artículo 11. Es obligación de los ciudadanos respetar los parques y jardines de la ciudad.

Artículo 20. Está prohibido defecar, orinar o escupir en las vías públicas y en los espacios de uso público.

Artículo 28. Está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en los espacios públicos cuando: a) Pueda causar molestias a las personas que utilizan el espacio publico y a los vecinos. b) Se haga en envases de cristal o de lata.

Extraído de: eldiariomontanes.es

El Ayuntamiento pone a disposición de la ciudadanía el borrador de la ordenanza