sábado. 26.11.2022

Pocos dudan ya de la altura política del presidente del PP de Cantabria Ignacio Diego, pero hoy, más de dos años después de apoyar a un tránsfuga al frente de la alcadía de Castro Urdiales, uno de los municipios más importantes de Cantabria, Diego ha vuelto a mostrar su verdadera cara.


Si ayer por la mañana anunciaba que tomaría medidas 'inmediatas' contra Fernando Mugurruza, y por la tarde en el Comité Ejecutivo del PP decidía retirar el apoyo de sus cinco ediles al equipo de gobierno y expulsar a dos de los imputados, hoy ofrece diálogo al resto de partidos, eso sí, un ofrecimiento precedido de esta afirmación: El Gobierno de Cantabria se ha convertido en el verdadero problema de los castreños. A juicio de Diego, el Ejecutivo Regional ha "abandonado" al municipio, y se ha limitado a ejercer "presión política" y "partidaria". Una curiosa manera, la del líder del PP, de iniciar los contactos para garantizar la gobernabilidad de Castro Urdiales.

Diego anunció previamente en rueda de prensa que los cinco ediles del PP de Castro Urdiales abandonarán el equipo de gobierno municipal, y los dos imputados por distintos delitos de prevaricación, --el concejal de Hacienda, José Miguel Rodríguez López, y la responsable de Cultura, Concepción Carranza--, se darán de baja "temporal" en el partido. Así lo anunció hoy el presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, quien explicó que ambas decisiones se acordaron ayer, en el Comité Ejecutivo Regional del partido.

En rueda de prensa, el líder de los 'populares' cántabros también subrayó la disposición de esta formación al "diálogo abierto" con "cualquiera que quiera hablar" sobre la situación por la que atraviesa el municipio. La finalidad es, según dijo, "trabajar" por el "bien" de Castro Urdiales y para que no haya ingobernabilidad en el Ayuntamiento "en ningún momento".

Diego explicó que fueron los propios ediles imputados, para quienes la Fiscalía pide ocho años y nueve meses de inhabilitación, quienes solicitaron, a través de una carta, la suspensión de militancia para "evitar dañar la imagen del partido", tanto a nivel regional como local.

En cualquier caso, recalcó que la baja es "temporal", hasta que se declare su "inocencia", algo de lo que se mostró convencido el líder del PP. Por ello, deseó que los tribunales actúen "con la mayor celeridad posible" y determinen cuanto antes que Rodríguez López y Carranza son "inocentes".

Junto a ellos, también abandonan el equipo de gobierno municipal los 'populares' Iván González Barquín, Ana Gloria Zubiaurre Sánchez y Agustín Fernández.

Diego asegura que el verdadero problema de los castreños es el Gobierno Regional