miércoles. 28.02.2024

Desde Iniciativa por Castro, queremos hacer nuestro el malestar generado en la población castreña, y de especial manera en los usuarios del servicio de autobús con Bilbao, ante lo que se nos ha presentado como nuevos horarios y trayectos. Sólo el tiempo permitirá valorar las mejoras, que alguna tendrá y es de reconocer.

Es conocida la forma en que Empresa y Gobierno de Cantabria, con algún aditivo, han despreciado a Castro, su ciudadanía y la Institución que la representa. Con el Ayuntamiento no se ha contado para nada: ni se ha informado ni pedido opinión. Ni a los profesionales ni usuarios de los servicios de autobús.

Mucho autobombo, gestiones de cara a la galería, para empezar faltando a la verdad. Se nos dice que Castro y Bilbao quedarán unidos por autobús cada 15 minutos. Y ES FALSO. En lo que nos pintan de colores, hablan de autobús directo a Bilbao por autovía cada media hora; que supone encarecer el viaje, al tener que sumarse desde Termibús (Bilbao) la conexión con Metro u otros medios de transporte.

Estos servicios directos ya no pasan por Mioño-Lusa, con lo que usuarios de esta zona  y Santullán pierden servicios que antes tenían cada media hora. Que no es tampoco la frecuencia (que antes sí tenía y ahora no) del “nuevo” horario a Baracaldo y Cruces: menos autobuses para estudiantes, atención sanitaria y motivos de trabajo.

Los motivos laborales se convierten en un caso “sangrante” con la eliminación del primer servicio de la mañana (6:00h.) por la Nacional.634 hacia Bilbao. Usado durante décadas, por trabajadores para estar a tiempo en sus empresas. Este autobús, repleto de usuarios siempre, ya no salía de castro el lunes 31 (paradójicamente, se mantiene el que de Bilbao sale a las 6:15h., prácticamente vacío): trabajadores que no llegan a su puesto a la hora (que no son atendidos cuando exponen su queja a los “buenos” negociadores), más coches en la carretera… ¿DÓNDE ESTÁN LAS MEJORAS?

Lo mejor que puede hacer el Ministerio de Fomento es no consentir este recorte de servicios para,  sobre todo, gente trabajadora que ha basado su vida laboral en un servicio práctico, bien y bastante usado. Gobierno y Empresa deben dejarse de tanta tontería publicitaría. Y que los cambios mejoren lo que ya se tenía. No yendo a peor, jugando con la dignidad y el bolsillo de la gente.

La gente, las personas, no somos sólo números con lo que hacer balances. Cada persona tiene cara, inquietudes, necesidades… Que deben tratarse con atención y respeto. Individualmente, en el conjunto de usuarios, como ciudadan@s que conformamos la sociedad castreña. Y ésta, representada por nuestro Ayuntamiento. Con el que “los negociantes” no han contado para nada. Esto sí que es VERGONZOSO y ANTIDEMOCRÁTICO.

Comunicado de Iniciativa por Castro