miércoles. 19.06.2024

A continucación el manifiesto de Rufino Díaz Helguera en relación a la valoración de puestos de trabajo del ayuntmaiento.

Señor alcalde, concejales de hacienda y personal, junta de personal, comité de empresa, Ayuntamiento de Castro Urdiales.

Volvemos estos días a ser testigos de las concentraciones de trabajadores/as municipales en demanda de diálogo y respeto por parte de la administración, con la que quieren sentarse a negociar.

Parece de sentido común que algo tan necesario, a la vez que exigible, no se demore por más tiempo. Ese tiempo -pues, cuando se pierde, no acaba por recuperarse- no podemos desaprovecharlo con enfrentamientos. Apremia el encuentro de posiciones, y más, cada día que pasa.

Pasa que, de parte a parte, hemos de poner de nuestro lado. De un lado, quienes -representando la voluntad ciudadana- componemos la corporación municipal, y sobremanera, quienes tienen atribuidas las responsabilidades de gobierno. Por otra parte, los componentes de la junta -comité que representa la voluntad la voluntas de los/as empleados/as municipales.

El municipio castreño, nuestra ciudadanía, merece una solución negociada al conflicto que nos ocupa. Preocupa, desde la más absoluta sinceridad, que se nos vaya la fuerza por la boca en un continuado cruce de reproches. En lugar de sentarse, dialogar, negociar...y solucionar las cosas.

Las cosas, debemos tenerlo bien claro, no pueden seguir así. Porque la no solución al problema, es algo que no beneficia a nadie. De manera principal, a la ciudadanía que representamos. Y a la que debemos respeto y servicio. Servio público, como el que ha de garantizar y prestar nuestro ayuntamiento, no puede verse devaluado por la falta de acuerdo entre partes.

Como empresa pública, el ayuntamiento ha de aprovechar todos sus recursos que sirven al interés general. Generalmente, tenemos la idea equivocada de los recursos como algo meramente técnico. De simple traducción inversionista y presupuestaria. El capital humano, los hombres y las mujeres, constituyen el mejor de nuestros recursos.

Recurramos, ya mismo, a fórmulas de encuentro, diálogo y consenso. A valorar, sobre la mesa, los puestos de trabajo. Hay planteadas (sin respuesta) propuestas para conciliar vida laboral y personal. Así como las relativas a seguridad y salud.

Mejorar las condiciones de trabajo para nuestros empleados públicos -los hombres y las mujeres del ayuntamiento- permitirá incrementar la calidad de los servicios ofrecidos a la ciudadanía. Sociedad castreña que espera, por parte de todos, una inmediata respuesta. Desde el mutuo respeto y el diálogo necesario.

Para lo que resulte necesario, queda la disposición y el apoyo precisos. Precisando, no obstante, la exigencia de responsabilidad. Insistiendo en la llamada al acuerdo que nos permita, como corporación, resolver sobre lo negociado y consensuado con la legítima representación de los/as trabajadores /as municipales.

Fuente: castrodigital.com

Carta de Rufino Díaz Helguera: 'Recurramos a fórmulas de encuentro'