domingo. 21.04.2024

Castro deberá esperar', ha manifestado la también vicepresidenta regional, para quien es 'prioritario' acometer una reforma, mejora y ampliación del Hospital Comarcal de Laredo.

En una entrevista concedida a RNE, en la que participó Europa Press, Sáenz de Buruaga ha explicado que en la legislatura que acaba de comenzar hay 'dos momentos bien diferenciados'. Se trata de los dos primeros años, en los que va a tocar 'apretarse el cinturón' y afrontar el 'reto' de 'salvar los muebles', es decir, mantener los servicios del sistema sanitario y los índices de calidad que hay en la actualidad, que son 'aceptables'.




Tras ese primer momento, en el que no va ser posible afrontar grandes infraestructuras, seguirá una segunda fase, la segunda parte de la legislatura, en la que se podrán ir avanzando proyectos según las 'prioridades'. Es el caso del Hospital de Laredo que, según ha reconocido la consejera, en los últimos años se ha quedado 'postergado en inversión'.

Así, en su opinión, es 'prioritario' reformar, mejorar y ampliar el hospital de Laredo que construir uno nuevo en Castro', proyecto que 'deberá esperar'. Tras reconocer que este centro hospitalario era un compromiso electoral del PP, Sáenz de Buruaga ha recordado que ya en campaña, y teniendo un análisis 'aproximado' de la situación de la Comunidad, avisaron que era un proyecto que debía 'ser sacrificado esta legislatura'. SITUACIÓN CRÍTICA E INSOSTENIBLE

Al hilo de lo anterior, la consejera ha indicado que el análisis de la coyuntura regional ha sido 'mucho más duro' una vez han llegado al Gobierno. Por lo que se refiere al sistema sanitario público, ha reiterado, la situación es 'crítica e insostenible en el tiempo'.

Esto se debe, según ha explicado, a diversas cuestiones, como una insuficiencia presupuestaria derivada de 'muchos años de infrafinanciación'. En este sentido, ha señalado que en 2010 los presupuestos en Sanidad descendieron un 8,32%, lo que se traduce en unos 66 millones menos.

Sáenz de Buruaga ha cifrado en unos 70 millones de euros las insufiencias presupuestarias para llegar a final de año, de los que 30 millones corresponden a los sueldos de los trabajadores del Servicio Cántabro de Salud, unos 20 para el pago de la factura farmacéutica de parte del mes de octubre y noviembre, y unos 19 millones en el ámbito de servicios sociales: 6 para el pago de la renta social básica y 13 para el cumplimiento de la ley de dependencia --3 millones para estancias concertadas y 10 para completar la partida de prestaciones por cuidados en el entorno familiar--, según ha desgranado.

A ello se suma la 'gravísima' situación de endeudamiento, ya que en junio se debían unos 207 millones de euros y, según ha asegurado, a finales de 2011 se deberán más de 240 en concepto de deuda farmacéutica (suministro de medicamentos y productos farmacéuticos, fundamentalmente en el hospital).

Se trata de una partida que, además de generar problemas e incertidumbre, está 'costando muy cara' en concepto de reclamaciones y pago de intereses.

'Lo que hemos hecho ha sido abrir cajones, sacar facturas, contabilizarlas y empezar a estudiar los mecanismos a nuestro alcance para hacer frente a un plan de saneamiento', ha explicado la consejera de Sanidad. LISTAS DE ESPERA

Otro de los 'retos' para esta legislatura es abordar el problema de las listas de espera, una situación que 'no es admisible' más si se tiene en cuenta que Cantabria es una Comunidad 'privilegiada' en infraestructuras hospitalarias y ratio de personal, por lo que tiene que ser también 'referente en excelencia' y 'recuperar las posiciones de liderazgo que un día tuvo'.

Tras recordar que en el plazo de seis meses --antes del próximo marzo-- se va a presentar un plan integral de reducción de listas de espera --algo que se hace 'por primera vez en ocho años en esta Comunidad Autónoma'--, Sáenz de Buruaga ha señalado que una de las medidas concretas podría pasar por 'hacer medicina pública por la tarde'.

El objetivo es 'dejar de enviar pacientes fuera de la Comunidad Autónoma', pacientes a los que 'primero se ha hecho esperar demasiado, después les mandamos fuera y, encima, si no se quieren ir, les apeamos de la lista de espera y se caen de la contabilidad oficial', ha lamentado la consejera.

'Vamos a pasar de las ocurrencias a la planificación y vamos a pasar de los parches y de la improvisación a las medidas estructurales, que son las únicas que pueden estabilizar el sistema', ha reivindicado Sáenz de Buruaga, para quien hay que poner 'todos' los recursos del sistema de salud al servicio de la reducción de las listas de espera. FACTURA SOMBRA

En relación a la factura sombra, y después de señalar que en Cantabria se publicitó la puesta en marcha de esta iniciativa antes de las elecciones, la titular de Sanidad ha comentado que al llegar a este departamento se encontró 'muchas facturas sombra, pero en los cajones'.

Ha añadido que lo que habrá que hacer de cara a esta o cualquier otra medida es evaluar el coste-eficiencia, es decir, estudiar cuánto cuesta su puesta en marcha, la carga burocrática que conlleva y valorar si tendrá efectos positivos que aconsejen su implantación.

Finalmente, sobre el copago sanitario, Sáenz de Buruaga ha confesado que le parece 'injusto' y no cree además que 'sea la solución al problema'. Solución que, a su juicio, pasa por más financiación y mayor eficiencia en la gestión, ha concluido.

Buruaga dice que el hospital de Castro 'deberá esperar' y ve 'prioritario' acometer una...