martes. 28.05.2024

Como estaba previsto, a las 17,00 horas del pasado lunes 23 de julio, se celebró en el Consistorio castreño, la anunciada entrevista en la que participaron el alcalde Fernando Muguruza, el responsable del área de Juntas Vecinales y los alcaldes de las mismas, junto a un representantes de la empresa ALSA que cubre el servicio urbano de viajeros y a las respectivas pedanías.

En la mañana de ayer martes, el responsable del área de Juntas Vecinales, Iván González Barquín, señalaba que “se ha celebrado en un ambiente grato y satisfactorio, de la que salimos todos, prácticamente, ilusionados y estamos, en cierto modo, en manos de la empresa ALSA que será la que, al final, nos comunique si las peticiones que la hemos realizado son eficaces y hasta qué punto se pueden cumplir en cuanto a un mejor servicio de viajeros para las distintas Juntas Vecinales”. Siguió diciendo, González Barquín que “nuestras peticiones comenzaron por la zona oriental de Castro, concretamente sobre la posibilidad de crear un parada en El Haya (Ontón), para enlazar el servicio urbano de microbuses con la línea regular Castro-Bilbao.

En la zona de Baltezana, en el mismo corazón de Ontón, acondicionar una zona para que la actual parada tenga mejor maniobrabilidad y se eviten posibles peligros. En lo referente Sámano, intentar acondicionar el actual camino que une los barrios de Helguera y Montealegre para que el microbúes no tenga que regresar hasta la altura del barrio de Pino para acceder de Montealegre a Helguera y viceversa. En cuanto a Mioño, conseguir que la parada de Saltacaballos dotada con marquesina y que fue instalada a petición de su Junta Vecinal, conseguir que sea más utilizada que hasta la fecha.

En cuanto a la zona Mioño-Lusa, intentar que los autobuses tengan paradas intermedias lo que permitiría que en lugar de tardar los vecinos 90 minutos en llegar a Castro o viceversa, inviertan tan solo 15 minutos. En cuanto a Cerdigo, hemos estudiado la posibilidad de instalar una parada en el barrio de Saltizones, con lo que el microbús que llega a Allendelagua, abandonara la N-634 y por rel tramo paralelo a la A-8, llegara a Cerdigo y con ello a la parada de Saltiznes, así como también en sentido contrario. En la zona comprendida entre Los Corrales y el centro de Otañes, colocar dos marquesinas en las otras tandas paradas existentes.

Más líneas.

Finalmente en la línea CastroAllendelagua-Cerdigo-IslaresOriñón-Sonabia, adelantar 15 minutos los horarios de la primera hora de la mañana, con salida en Sonabia, para que los usuarios puedan llegar a tiempo a Castro para coger el autobús de línea que sale a las 7,45 en dirección a Bilbao, y la salida del último de la noche, dirección Castro-Sonabia retrasarlos 15 minutos para que los usuarios procedentes de Bilbao puedan coger el último servicio a Sonabia”.

Extraído de: elalerta.com

Barquín espera que se mejoren los servicios de transporte en las pedanías