jueves. 08.12.2022

El pleno de la Corporación de Castro Urdiales, presidido por el

alcalde, Fernando Muguruza (PRC), aprobó ayer por unanimidad el estudio

de detalle del vial de unión entre Castro Urdiales y la pedanía de

Sámano.

El regidor municipal señaló que «recientemente se ha reformado la

situación del vial a petición de los vecinos de la pedanía, a través de

unos pequeños retoques que han contado con el visto bueno de la Junta

Vecinal de Sámano, de los servicios técnicos del Ayuntamiento y de los

propietarios que están desarrollando esta zona, que va a quedar

estupendamente bien».

Por su parte, el concejal del PSOE, Víctor

Echevarría, también dio el visto bueno a este proyecto, a pesar de la

alegación presentada por la Junta Vecinal «en la que se solicitaba la

eliminación de los parterres (zonas ajardinadas) en la margen izquierda

de la carretera, y que fue desestimada por los servicios técnicos

municipales», indicó.

Parterres

En relación a este

tema, el concejal de Hacienda, José Miguel Rodríguez (PP), señaló que

«sino se hubiese desestimado esta alegación, el total de plazas de

aparcamiento sería de 33». Tras la aprobación definitiva, el número de

estacionamientos ascenderá a 15, «pero hay que tener en cuenta que la

inclusión de los parterres es muy importante para esta zona, ya que las

nuevas edificaciones que se crearán en el entorno contemplan sus

espacios para el estacionamiento», aclaró el edil popular.

Por

otro lado, el portavoz de IU, Salvador Hierro, consideró que en la

actualidad este vial es «peligroso, excesivamente ancho en su

desarrollo y además supone un riesgo los fines de semana debido a que

muchos camiones aparcan en los arcenes». En palabras del edil de Obras,

con este proyecto se pretende crear «un carril bici, una zona exclusiva

de parada de autobuses, espacios verdes que no existían y una zona de

ubicación de los contenedores. Vamos a dar calidad de vida al entorno,

priorizando sobre los aparcamientos de camiones», dijo.

Modificación de crédito

En

otro de los puntos del orden del día, el pleno aprobó por mayoría

absoluta, con las abstenciones de los ediles no adscritos, una

modificación de crédito por importe de 3.415.937 euros. En palabras del

interventor municipal, esta modificación «cubre los gastos

comprometidos. Es decir, no contempla nuevas inversiones, a excepción

de una partida que irá destinada a las nuevas dependencias de la

Policía Local». El resto de partidas están destinadas a gastos de

transporte público, sanidad, colegios, servicio de recogida de

animales, servicios veterinarios, bomberos, etc.

Finalmente, el

responsable de Hacienda del Ayuntamiento castreño, José Miguel

Rodríguez, dio cuenta de la liquidación de las cuentas del ejercicio

2006. Entre otros datos, el edil popular indicó que las inversiones

reales, a 31 de diciembre de 2006, fueron de 36 millones de euros, y

que las deudas con los bancos ascendieron a 9,5 millones de euros, 6

millones menos que en el 2002. «Estas cifras indican que hemos cumplido

el compromiso que adquirimos cuando entramos en el gobierno municipal,

al decir que pondríamos las cuentas al día», concluyó Rodríguez López.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Aprobado el estudio de detalle del vial de acceso a Sámano